La diputada nacional Paula Penacca (FdT-CABA) y el legislador porteño Leandro Santoro (FdT) respaldaron hoy la vuelta a clases presenciales, pero reclamaron a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta por un diálogo con la comunidad educativa para que el retorno sea "seguro y cuidado" ante el coronavirus y no a través de "un anuncio apresurado" y "marketinero".

Los dirigentes manifestaron su postura en una conferencia de prensa virtual para "debatir la iniciativa del Gobierno porteño respecto a cuáles son las condiciones adecuadas para la presencialidad en las escuelas" dispuesta por la administración de la Ciudad de Buenos Aires ante el anunciado inicio de las clases establecido en el distrito para el 17 de febrero.

"Desde el Frente de Todos tenemos una posición clara: estamos a favor y creemos en la necesidad del retorno presencial a las clases, pero queremos que no puede darse de cualquier manera, sino que tiene que ser seguro y cuidado", consideró Penacca.

Sostuvo que "el Gobierno de Larreta tiene que garantizar las mínimas condiciones de los protocolos vinculados a la gestión de la pandemia que estamos atravesando" y detalló, entre esas cuestiones, "el distanciamiento, la ventilación, la higiene y la limpieza; así como aspectos relacionados con la infraestructura escolar".

"Debe haber una convocatoria al diálogo y no un anuncio apresurado y marketinero", dijo sobre la decisión de la administración local de iniciar el proceso el 17 de febrero, lo cual fue objetado por actores de la educación, incluidos los gremios docentes, que reclaman protocolos que cuiden a los trabajadores y alumnos.

Para Penacca, "una vez más Larreta se llevó puesta a la comunidad educativa en su conjunto".

Santoro dijo que "es muy importante que el abordaje de la presencialidad se dé de una manera integral", y planteó la necesidad de "construir en la Ciudad un ámbito de toda la comunidad educativa para resolver los protocolos y para garantizarle la vacuna al personal docente y no docente".

"Se trata de construir condiciones para el diálogo y el consenso, de manera participativa porque no es de arriba hacia abajo como se resuelven los problemas, sino al revés. En la Ciudad de Buenos Aires, además, están obligados por la Constitución a convocar a las fuerzas vivas que protagonizan la comunidad educativa", dijo.

Añadió: "Hay que ser prácticos para resolver este problema porque no es un debate ideológico el que estamos enfrentando, sino que se trata de ver cómo se hace, en un contexto de pandemia tan cambiante, para articular una respuesta a las necesidades que se dan en la Ciudad".

Ante la consulta de Télam respecto del borrador de protocolo presentado por el Ministerio de Educación porteño a los gremios, Penacca aseguró que "fue hecho a las apuradas y sin escuchar a la comunidad educativa. Es mediocre y parece bajado de internet. No contempla la realidad concreta del sistema de educación de la Ciudad, ni del público ni del privado".

(Télam)