Los diputados nacionales de la Coalición Cívica, Mónica Frade y Maximiliano Ferraro, viajarán mañana a la provincia de Formosa en medio de las protestas anticuarentena contra el Gobierno de Gildo Insfrán, al que acusan de violar Derechos Humanos. "Ese gobernador insiste en suprimir ´preventivamente´ los derechos, garantías y libertades del pueblo formoseño y, en particular de los clorindenses. Es por eso que a partir del lunes nos construiremos una vez más en la provincia", sostuvieron los legisladores en un comunicado. Los integrantes de la fuerza política que lidera Elisa Carrió aseguraron que el mandatario formoseño "decidió no acatar el contenido del Decreto 168/21, pese a que la Provincia de Formosa no registra alarma sanitaria alguna, al menos provocada por el Covid 19". Según informaron, los diputados opositores permanecerán en Formosa hasta el miércoles, y mantendrán encuentros sectoriales en la capital formoseña y Clorinda. El sábado, el bloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio le había exigido al oficialismo del cuerpo que organizarauna reunión de la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de laCámara baja para evaluar las denuncias sobre violación es de losderechos humanos en Formosa y adelantaron que de no hacerlo se"autoconvocarán" para "ejercer las responsabilidades de suscargos". En especial, la bancada opositora apuntó contra el presidentede la comisión, el kirchnerista Hugo Yasky, en su carácter depresidente de la comisión, de quien señalan que evita convocaral cuerpo para pronunciarse sobre las denuncias en la provinciagobernada por Gildo Insfrán. "Hemos denunciado y solicitado el pronunciamiento de lacomisión sobre las reiteradas violaciones a los derechos humanosque sufre el pueblo formoseño", aseguraron los legisladores deJuntos por el Cambio en un comunicado, que agregaron: "No haymás tiempo para dilaciones". En esa línea, enumeraron los casos de "varados a los que seimpedía el ingreso a su provincia, las personas encerradas encentros de aislamiento, las múltiples vulneraciones y violenciaejercida por la fuerza policial a las comunidades originarias,la brutal represión policial a los manifestantes que reclamabanpoder abrir sus comercios para trabajar". Y advirtieron sobre "la indigna situación en que transitansus embarazos decenas de mujeres que temen sufrir violenciaobstétrica, ser obligadas a realizarse una cesárea o serseparadas de sus hijos recién nacidos, y que se esconden de lapolicía provincial en el monte formoseño". SH/KDV NA