El jefe del interbloque de diputados de Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, advirtió hoy que la reforma del Ministerio Público Fiscal que impulsa el Gobierno nacional implica un "cambio de época" porque busca un modelo de Estado "presente" que garantice que la economía "crezca de abajo para arriba", a la inversa de la teoría del derrame del neoliberalismo.

En una entrevista con Télam, el legislador mendocino destacó la propuesta que su espacio le hizo al ministro de Justicia, Martín Soria, para que la iniciativa oficial sobre el fuero federal, que cuenta con media sanción del Senado, "incorpore fiscalías que tengan la especialidad de protección de los derechos de los consumidores y del medio ambiente".

En otro orden, Ramón planteó que la segunda ola de coronavirus tornó "necesario" modificar el calendario electoral y afirmó que si en los meses de septiembre y noviembre, cuando deberán realizarse las PASO y los comicios generales, respectivamente, la situación sanitaria se "agravara", a la alianza opositora Juntos por el Cambio "no le importaría".

Télam: ¿Qué se llevó de la reunión con Soria por la modificación del Ministerio Público?

José Luis Ramón: Estamos en el camino y el comienzo de un cambio de época. Hablamos de un sistema económico que tiene como objetivo terminar con el derrame de riqueza para los de abajo y empezar a tener un Estado que se haga presente para que la economía crezca de abajo para arriba. La propuesta que le hicimos a Soria es que incorpore fiscalías que tengan especialidad en la protección de derechos de los consumidores.

Soria lo tomó de muy buen grado. Viene conociendo esta propuesta que hacemos desde hace mucho tiempo, y va en línea con lo que decimos de la organización de la Justicia Federal.

También es necesario que se sanciona la ley de acciones colectivas: no puede ser que un conflicto colectivo termine siendo resuelto en un juzgado contencioso administrativo de la Capital Federal.

Por último, en la organización de la Justicia Federal tiren que haber, aparte de fiscalías, secretarías especializadas en temas de derecho del consumo y medio ambiente. El proyecto del Senado no puede sancionarse como vino; si se incorporan esas modificaciones, va a contar con el apoyo de nuestro interbloque.

T: ¿Por qué denunciaron que el gobierno de Mendoza estaría ocultando casos de muerte por coronavirus?

R: Vemos que el gobernador Rodolfo Suárez y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, están siguiendo el lineamiento que han marcado Alfredo Cornejo y Patricia Bullrich, los presidentes de la UCR y el Pro. A partir de esta conducción, ambos vienen tomando decisiones a contramano de lo que significa el cuidado y la salud de las personas.

En Mendoza, el sistema de salud está colapsado, a contramano de lo que dice Suárez, que está "tirante". Cuando se supera el 90% de ocupación, está colapsado. Lo que vimos fue que el intendente de San Rafael, Emir Félix, le planteó con una carta a Suárez que tomara medidas y cuidara la salud, porque ese día habían fallecido 18 personas, pero en la página oficial del Gobierno de Mendoza publicaron que el total provincial de fallecidos era de 20, o sea que había una inconsistencia. Le hicimos un pedido al Gobierno y al Ministerio de Salud para que informe cómo son estas inconsistencias. Si no informan, se va a generar la necesaria investigación penal por el abandono de miles de mendocinos.

Estamos esperando las respuestas muy atentos. Las bolsas negras que salen de los hospitales de Mendoza no contienen basura o residuos patológicos, son personas que acaban de perder su vida. Pero los dos conductores de esos dos partidos están haciendo política de mal grado con las encuestas, sus votantes y con la perspectiva de la votación que acaba de ganar en España ese grupo anticuarentena.

T: ¿Qué postura tiene su interbloque sobre el proyecto del Gobierno que fija los parámetros epidemiológicos para tomar medidas?

R: Si estamos en pandemia, una postura humanista es que se tienen que adoptar medidas que cuidan la salud y la vida. Establecer un parámetro objetivo y que, de esa manera, se despierten los semáforos de restricción. Hay que apoyar un proyecto que establezca esta manera de proceder, que es muy similar a la de Alemania. El Senado lo trata la semana que viene. Tenemos unos reparos técnicos que son fuertes.

T: ¿Cuáles?

R: Que las delegaciones al Poder Ejecutivo nacional no pueden ser permanentes, sino que debe haber un plazo de inicio y finalización. El dictamen del Senado lo firmaron como vino. Pero los senadores se comprometieron a ver esta posibilidad de cambio. Hemos planteado esta postura porque, si no, no lo vamos a apoyar.

T: ¿Por qué fue necesaria la modificación del calendario electoral, que su interbloque respalda?

R: El primer proyecto que presentamos preveía la suspensión de las PASO. Es necesario que todas las fuerzas nos pongamos de acuerdo. La marcha de la pandemia habla a las claras de que la prórroga es necesaria. Lo único de mala calidad de ese proyecto es la imposición de Juntos por el Cambio de la cláusula cerrojo que establece que el corrimiento no se puede modificar. Si la pandemia en su marcha se siguiera agravando, a Juntos por el Cambio no le importaría. Evidentemente, a los conductores de la UCR y del Pro no le interesa la salud.

T: Y si a fin de año la situación sanitaria se agravara, ¿qué habría que hacer con las elecciones?

R: El presidente Alberto Fernández tiene todas las facultades: si la marcha de la pandemia se sigue agravando y la vacunación sigue avanzando lenta, las PASO no se deberían hacer. (Télam)