Una jueza salteña intimó hoy al diputado nacional de Juntos por el Cambio Martín Grande a "abstenerse de ejercer violencia de género simbólica y mediática que afecte la dignidad como mujer" de la fiscal Verónica Simesen de Bielke, a quien el legislador ofendió con insultos durante una entrevista pública.

Además, el diputado fue obligado a acreditar su capacitación en la Ley Micaela.

La resolución fue tomada por jueza de Violencia Familiar y de Género 1 de Salta, Noemí Valdez, en respuesta a una denuncia por violencia de género institucional y mediática radicada días atrás por Simesen de Bielke, según consignaron fuentes judiciales.

La jueza resolvió intimar a Grande a “abstenerse de ejercer actos de violencia simbólica y mediática, en medios de comunicación masiva y cualquier red social”, que “afecten su dignidad como mujer, en contra de la denunciante”, bajo apercibimiento de remitir actuaciones a la justicia penal.

Además, le requirió “la difusión y promoción de los Principios Protectorios de la Mujer establecidos en la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia en contra de la mujer-Convención de Belén Do Para- en el ejercicio de sus funciones, en su calidad de diputado nacional y de comunicador social”.

El legislador nacional, que además es candidato a senador provincial por el departamento Capital de Salta, deberá cumplir este mandato de la magistrada “con acciones concretas y positivas en beneficio de la sociedad, debiendo informar la modalidad adoptada para su cumplimiento en el plazo de diez días”.

Asimismo, Grande deberá acreditar en el mismo plazo “el cumplimiento de la capacitación de la ley 27499" (Ley Micaela).

Finalmente, en su resolución Valdez le requirió al Observatorio de Violencia contra la Mujer de Salta que “participe con propuestas, orientación y asesoramiento a fin de posibilitar una práctica comunicacional con perspectiva de género, atendiendo especialmente al contexto histórico y estructural de violencia contra las mujeres en la provincia de Salta”.

Grande fustigó a la fiscal durante una entrevista realizada el martes 18 de mayo pasado por periodistas de la radio salteña FM Noticias, en medio de una charla en la cual le recordaron una causa que investigó Simesen de Bielke y en la que el diputado había sido citado a declarar.

Entre otros conceptos, el diputado nacional dijo que la fiscal "es una absoluta ineficiente" y aseguró que se dedica a "la caza brujas y brujos".

"Por supuesto nunca me voy a negar a declarar, pero lo que hizo esa fiscal no tiene nombre. Es una verdadera incapaz, miran para el lado que les conviene (...) Vamos viejo, haceme el favor, no me la pongas de ejemplo. Me parece a mí que es una atorranta, mirá”, manifestó el legislador durante la entrevista.

Esa manera de referirse sobre una fiscal despertó el repudio de distintos sectores, incluso de la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, quien en un comunicado sostuvo que "es inadmisible que sigamos escuchando este tipo de expresiones retrógradas que degradan la política e intentan amedrentar a quienes deben investigar hechos delictivos”.

Asimismo, detalló que se trata claramente de una expresión de violencia por motivos de género, porque constituye violencia simbólica y violencia psicológica.

“El insulto, cuando se formula desde una relación desigual de poder entre los géneros, constituye un acto de violencia psicológica”, afirmó Gómez Alcorta, quien agregó: “es violencia simbólica porque reproduce los estereotipos que subordinan y discriminan formas de dominación hacia las mujeres”.

Simesen de Bielke radicó, además de la denuncia por violencia de género institucional y mediática, una querella por injurias en contra del diputado nacional, que quedó radicada en la justicia penal salteña. (Télam)