Con críticas del Frente de Todos (FdT), el bloque oficialista Vamos Juntos (VJ) dio hoy dictamen de mayoría en la Legislatura porteña para cuatro proyectos urbanísticos, dos referidos a normas de edificación de la Ciudad y otros dos para habilitar nuevas construcciones en Puerto Madero y Palermo.

Una de las cuatro iniciativas enviadas a la Legislatura por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, busca modificar el Código de Edificaciones.

"Se siguen planteando flexibilizaciones que hacen a una peor calidad de vida y afectan aspectos de la seguridad", dijo al respecto el diputado del FdT e integrante de la comisión de Planeamiento Urbano, Matías Barroetaveña.

Luego se refirió, en particular, al reemplazo del "permiso de obra" por un "aviso", lo que implica "resignar facultades".

También criticó que se eliminen la "dimensiones mínimas de los patios bajo cota de parcela", lo cual "disminuye la iluminación natural y ventilación" de las viviendas.

Pero "lo más preocupante es el tema educativo", dijo, y mencionó que se "eliminan requerimientos edilicios obligatorios", como los de capacidad máxima, la sala de primeros auxilios, sala de lactantes, comedor, cocina, patio de juegos y recreo en el nivel inicial.

Otra iniciativa que recibió dictamen fue la creación de un "régimen de regularización de obras" existentes que estén en contravención.

Alfonso Crotto, subsecretario de Registros de Interpretación y Catastro de la Ciudad, informó a la comisión de Planeamiento Urbano que el régimen permitirá regularizar obras que no hayan tramitado el permiso o aviso correspondiente, que hayan alterado las condiciones en que les fue otorgado dicho permiso o que estén incumpliendo la normativa vigente a través de una "escala de recargos".

El diputado y vicepresidente del bloque del FdT, Javier Andrade, dijo que el proyecto es "sumamente preocupante" y que fue presentado "sin un diagnóstico que ponga en evidencia la necesidad de aprobarlo", como saber, por ejemplo, cuántas obras podrán acceder a esta regularización.

Los dos proyectos restantes son convenios urbanísticos firmados por el Ejecutivo porteño con privados para cambiar normas urbanísticas de parcelas puntuales, a cambio de una contraprestación económica.

Uno de esos convenios, suscripto con Mitre Construcciones S.A. -entre otros- permitirá edificar en altura en una parcela de Puerto Madero ubicada en la calle Juana Manso al 300, a cambio de 2.500.000 dólares, los cuales el Gobierno porteño deberá usar para hacer frente a la "emergencia económica" generada por la pandemia de coronavirus.

Por último, el otro convenio, firmado entre el Gobierno de la Ciudad y las firmas Arkinver S.A. y Kilómetros S.A, permitirá construir una torre en la parcela conocida como "Sastrería Militar", lindante con el Campo Argentino de Polo, ubicado en el barrio de Palermo.

A cambio, el Ejecutivo recibirá 2.500.000 de dólares para "solventar los gastos erogados como consecuencia de la emergencia sanitaria". (Télam)