La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, aseguró hoy que la violencia contra las mujeres y la diversidad sexual es "histórica" y destacó que hoy sea un "tema público" y de "agenda política".

“Las violencias que hemos sufrido las mujeres y la diversidad sexual son históricas. Ahora es un tema público, de agenda política, de leyes, de programas. Estamos construyendo andamiajes e institucionalidad", dijo la ministra durante una visita que realizó a los municipios de Escobar, Tigre y Morón.

La funcionaria provincial asumió que "no hay respuestas mágicas en estos temas, ni inmediatas" y destacó el rol del Estado que "tiene que estar muy presente, mejorar todos los días los dispositivos", tarea que, dijo, "lleva tiempo”.

Diaz, junto al intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, participó de una charla en el Teatro Seminari con funcionarias y funcionarios municipales, del Poder Judicial, de la Comisaría de la Mujer, referentas políticas, de organizaciones LGTBI+ y espacios que integran la Mesa Local Intersectorial.

“Para nosotras las Mesas Locales Intersectoriales son dispositivos claves en los que pensamos el enfoque para el abordaje de las violencias por razones de género”, señaló la Ministra.

En su visita a Tigre, la funcionaria fue recibida por el intendente Julio Zamora en las Casas Convivenciales Eva Perón.

“Somos parte de un proyecto político nacional, en la provincia de Buenos Aires y en los municipios y venimos a cambiar las realidades", dijo Díaz.

Agregó que desde el Gobierno están "reforzando la política pública, de este Estado presente, muy articulado”.

Díaz estuvo acompañada por la directora provincial de Planificación y Gestión Comunicacional Lucía García Itzigsohn, la concejala de Tigre Gisela Zamora y la subsecretaria de Género del municipio Nadia Olivieri.

“Como compañeras tenemos que ayudarnos aunque estemos en distintos roles, e ir construyendo esta agenda cada vez con más fuerza y densidad. Diseñar una caja de herramientas para todas las intervenciones. Tenemos que tener múltiples dispositivos porque cada caso es único, fortalecer las políticas de abordaje en cada lugar” señaló.

En Morón, donde fue recibida por el intendente Lucas Ghi, la ministra firmó el programa Comunidades sin Violencias que el municipio decidió destinar a fortalecer el trabajo en masculinidad.

"Por primera vez se destinan recursos para políticas de género en los municipios que además van a ser acompañados por nuestros equipos”, expresó.

Agregó que “en el abordaje de las violencias aparece también la pregunta de qué hacemos con los violentos, qué hacemos antes de que sean violentos" y dijo: "Esto es parte de lo que ustedes van a profundizar con el apoyo del Comunidades sin Violencias".


(Télam)