El secretario general de la rama Trabajo Autogestionado de la Federación de Trabajadores de la Energía, la Industria, Servicios y Afines (FeTIA-CTA), Alfredo Sabino, celebró hoy la aprobación de la Ley de Expropiación del edificio donde funcionaba la cooperativa Nueva Generación, recientemente desalojada en Wilde tras una represión.

Sabino destacó las negociaciones que encabezaron junto a Mario Barrios, de la cooperativa Unión Solidaria de los Trabajadores, y dirigentes del MTE (Movimiento de Trabajadores Excluidos) y de la CTA Autónoma, entre otras organizaciones.

Ahora esperan que el gobernador Axel Kicillof promulgue la ley para recuperar definitivamente el edificio, indicó.

Tras una movilización y negociaciones con quienes presiden los distintos bloques de la Cámara de Diputados bonaerense, Sabino, junto a Barrios y Alicia Gutierres, presidenta de la cooperativa Nueva Generación, lograron que se tratara sobre tablas el proyecto de expropiación del edificio, que ya contaba con media sanción del Senado provincial.

"Una vez que la ley sea promulgada, la provincia deberá disponer los medios para pagar la expropiación del inmueble para que estos hechos que tuvieron lugar hace algunas semanas no vuelvan a ocurrir", explicó Sabino.

"Con la sanción de la ley logramos un avance importantísimo. Pero la lucha sigue por esta y otras cooperativas que necesitan del apoyo del Estado para mantener estas fuentes de trabajo genuino", sostuvo Sabino.

Click to enlarge
A fallback.

(Télam)