El presidente del consorcio de gestión del puerto La Plata, Pedro Wasiejko, celebró el impacto positivo de la construcción del canal Magdalena, en el Río de la Plata, y consideró que "implicará soberanía nacional, integración con el mundo, mejoras competitivas y fortalecerá la economía regional y de la Argentina".

"La construcción del canal Magdalena tendrá un impacto positivo para el país. Implicará soberanía nacional, integración con el mundo, mejoras competitivas y fortalecerá la economía regional y de la Argentina", aseguró Wasiejko durante un encuentro realizado el viernes en el Edificio Islas Malvinas de la ciudad de Ensenada, donde se congregaron las principales figuras sindicales, políticas y sociales de la provincia de Buenos Aires.

Durante su exposición, el titular del consorcio de gestión del puerto La Plata destacó la importancia geopolítica del canal Magdalena ya que "abre una mirada de la Argentina conectada con la ruta del sur hacia el Oriente, con el desarrollo futuro de África, la conectividad con India, China y el sudeste asiático".

"Tenemos que pensar que Argentina debe dejar de ser el extremo del sistema de transporte global para convertirse en un centro de concentración de cargas para Latinoamérica", subrayó el funcionario.

En este marco, la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y la CGT dieron su respaldo a la iniciativa de dragar el canal Magdalena para permitir que los puertos fluviales del río Paraná puedan comunicarse directamente con los puertos marítimos de la Argentina sin tener que pasar por aguas uruguayas, como ocurre actualmente.

Al respecto, los gremialistas Roberto Baradel (secretario general de Suteba y secretario de Relaciones Internacionales de la CTA de los Trabajadores), Oscar de Isasi (secretario general de ATE provincia de Buenos Aires y dirigente de la CTA Autónoma) y Carlos Quintana (UPCN seccional bonaerense, miembro de la CGT) manifestaron su apoyo a la iniciativa.

"Las tres centrales de trabajadores estamos convencidas de apoyar un proyecto que le va dar al país y a la región miles de puestos de trabajo y esto es posible por la unidad que logramos construir", planteó Baradel.

Y luego agregó: "Soñar con este canal para todos y todas es viable porque contamos con la fortaleza de un presidente como Alberto Fernández, de una vicepresidenta como Cristina Kirchner y de un gobernador como Axel Kicillof, quienes están aferrados a la idea de devolverle la felicidad al pueblo argentino y a sus trabajadores".

El canal Magdalena es una franja natural del estuario sur del Río de la Plata que posee una profundidad de 4,50 metros pero que en caso de dragarse hasta los 12 metros abriría una conexión directa entre los puertos fluviales y el litoral marítimo argentino.

El Ejecutivo, a través de la cartera de Transporte, emitió a principios de febrero la resolución 33/2021 por medio de la cual se creó la Unidad Ejecutora para el dragado y balizamiento del canal Magdalena.

Además, la Unidad Ejecutora tendrá asignada fondos previstos en el presupuesto 2021.

El avance de las obras en el canal Magdalena permitiría poner en valor el puerto La Plata, en la ensenada de Barragán, que con su ubicación, potencialidades y posibilidad de desarrollo se posicionaría como un impulsor de la conectividad de la Argentina con la cuenca fluvial marítima y con el mundo, subrayaron desde el consorcio de gestión que lo administra.

Además, el puerto La Plata cuenta con la ventaja de disponer de una terminal de contenedores que es la única del Río de la Plata, ya que posee un muelle de 45 pies de calado, dato relevante ya que el canal está habilitado por la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) para una profundidad de 47 pies.

Por último, durante el encuentro en el Edificio Islas Malvinas de Ensenada se señaló que el dragado del canal Magdalena también permitiría el desarrollo de las empresas e industrias instaladas en el entorno portuario platense, como el Astillero Río Santiago, la Zona Franca, YPF, Copetro, Siderar y el Polo Petroquímico.

Del encuentro que encabezó Wasiejko participaron también el subsecretario de Asuntos Portuarios de la provincia de Buenos Aires, Juan Cruz Lucero; los intendentes de Ensenada, Mario Secco; de Berisso, Fabián Cagliardi; de Punta Indio, Hernán Yzurieta; la diputada nacional Claudia Bernazza (Frente de Todos) y los diputados y diputadas provinciales Susana González, Florencia Saintout y Guillermo Escudero (los tres del FdT).

También asistieron la senadora bonaerense María Reigada (también del FdT); concejales y concejalas de los alrededores de La Plata; el embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro; la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales Victoria Tolosa Paz; y la subsecretaria de Promoción Sociocultural bonaerense Lorena Riesgo, además de autoridades del Astillero Río Santiago, entre otros funcionarios, empresarios y representantes del sindicalismo. (Télam)