Diferentes funcionarios y nietos que recuperaron su verdadera identidad resaltaron hoy el rol del Banco Nacional de Datos Genéticos en la búsqueda de la verdad y la justicia, al cumplirse hoy 34 años de su creación.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, escribió en su cuenta de Twitter: “La búsqueda de las Abuelas de Plaza de Mayo en trabajo conjunto con la ciencia argentina ha logrado la restitución de 130 nietas y nietos, pero aún falta mucho camino por recorrer”.

En esa misma línea, la titular del Banco Genético, Mariana Herrera Piñero, manifestó: “Hace 34 años el Gobierno nacional (de Raúl Alfonsín) promulgaba la Ley de creación del Banco Nacional de Datos Genéticos”.

“Ejemplo en el Mundo de la Ciencia aplicada a los Derechos Humanos y a las políticas de Memoria, Verdad y Justicia. ¡Por más abrazos!”, señaló Herrera Piñero.

Por parte de los 130 nietos y nietas restituidos, el Ministerio de Ciencia y Tecnología publicó un video en Twitter en el que la diputada porteña y nieta restituida Victoria Montenegro dio testimonio de la importancia del Banco de Datos Genéticos.

“Se cumplen 34 años de la ciencia de reparar una herida enorme en nuestra historia, en nuestra sociedad”, señaló la legisladora porteña del Frente de Todos.

Y continuó: “La lucha de las Abuelas por saber que había pasado con esos bebés que fuimos robados, y que después la ciencia, ya como política de Estado trabajando en la recuperación de esos bebes”.

“Hoy hay hombres y mujeres que viven con una identidad falsa, que es la que les impuso el terrorismo de Estado”, agregó.

Desde su experiencia, contó: “Había algo, una cuestión que la mayoría de los nietos tenemos que es algo adentro tuyo que te dice que hay una historia que aún no termina de cerrar y lo que permite el Banco es comprobar la verdad".

"Después vos, a partir de esa verdad, tenés la posibilidad de reconstruir tu vida con los tiempos que vos necesitás y con las contradicciones de la historia, lo que es distinto en cada uno de los 130 nietos que se encontraron”, completó.

“Yo nunca me voy a olvidar del día que me saqué sangre en otra Argentina, en otro país completamente distinto”, recordó Montenegro, que señaló: “Mis hijos nacieron en mi otra vida, la de María Sol, y hoy uno dimensiona la búsqueda de las Abuelas, cuando nace el bebé de tu bebé, que es la vida de vuelta”.

También comentó: “Muchas veces me pasa que en una charla se me acerca una joven y me dice que ella quiere saber, pero su mamá no quiere saber nada. Por eso, ese es el desafío que tenemos con las generaciones más jóvenes: la verdad”.

En el mismo video participó el hijo de Victoria Montenegro, Gonzalo Tarelli Montenegro, quien es padre, y afirmó: “Saber la verdad permite reconstruir tu historia familiar, pero también personal”.

El Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) es un organismo autónomo y autárquico, creado en 1987 por la Ley 23.511, que prevé la conformación de “un archivo sistemático de material genético y muestras biológicas de familiares de personas que han sido secuestradas y desaparecidas durante la dictadura militar argentina”. (Télam)