El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, advirtió hoy que "ninguno va a ser el mismo" tras la pandemia de coronavirus, a un año de haber sido internado por un cuadro de esa enfermedad.

"Haber padecido el virus te hace valorar cosas importantes, como la familia", dijo Bordet al recordar el aniversario de su internación, a la que había llegado por haber dado positivo de Covid-19 por segunda vez.

El mandatario provincial estuvo internado durante una semana debido a que el coronavirus le produjo una neumonía, y aislado en el Hospital de la Baxada mientras le realizaban estudios y un monitoreo clínico.

Bordet había sido vacunado en diciembre de 2020 y enero de 2021 con las dos dosis de la vacuna Sputnik V, lo que le permitió sobrellevar el cuadro.

Bordet se había contagiado Covid-19 por primera vez en septiembre del 2021, aunque en esa oportunidad pasó 10 días aislado en su domicilio sin necesidad de asistencia respiratoria o médica.

"Después de esta pandemia ninguno va a ser el mismo", completó el gobernador entrerriano. (Télam)