El Comando Conjunto Aeroespacial desplegó aeronaves IA-63 Pampa III y medios de búsqueda y rescate de la Fuerza Aérea y del Ejército en el sur argentino, en el marco de "una operación de vigilancia y control de los espacios aéreos, terrestres y marítimos, ordenado y planificado por el Comando Operacional del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas", informó hoy el Ministerio de Defensa.

"Los medios operaron desde la Base Aérea Militar (BAM) Río Gallegos, bajo el control del Centro de Operaciones Aeroespaciales Merlo, como sitio neurálgico que concentra la cobertura obtenida de los sensores ubicados en la provincia de Santa Cruz y la Isla Grande de Tierra del Fuego", explicó la cartera que conduce Jorge Taiana.

Además, se destacó, "gracias al avanzado sistema de comunicaciones disponible, se sostiene un Comando y Control efectivo durante toda la operación".

"La experiencia adquirida en este tipo de despliegues operando en un ambiente diferente, permite conocer las particularidades de la zona e incrementar las capacidades en los distintos niveles de participación dentro de la operación, resultando sumamente exitoso", resaltó Defensa.

Recordó el ministerio que "desde fines de mayo funciona un radar de Vigilancia y Control Aéreo RPA-170M en la ciudad fueguina de Río Grande, con el objeto de potenciar la capacidad de vigilancia y control del aeroespacio en el Atlántico Sur".

"El trabajo conjunto realizado por el personal de las Fuerzas Armadas en pos del cumplimiento de la misión, refleja de este modo el alto grado de interoperabilidad alcanzado por el Instrumento Militar", añadió.

Y dijo además que "la misión del Comando Conjunto Aeroespacial, es conducir la defensa en forma permanente del aeroespacio de jurisdicción nacional, las 24 horas los 365 días del año. Este organismo contribuye con sus acciones a preservar la soberanía, la independencia, la capacidad de autodeterminación, la integridad territorial, la vida y la libertad de sus habitantes". (Télam)