El juez en lo Contencioso Administrativo federal 10, Walter Lara Correa, falló contra la pretensión de la empresa agropecuaria "Madelan" para que el Banco Central, la administradora de mercados Rofex y la Comisión Nacional de Valores (CNV) la resarcieran por sus inversiones en dólar futuro, informaron hoy fuentes judiciales.

En octubre de 2015 "Madelan" apostó 400 mil dólares a que en junio de 2016 el dólar se ubicaría en 11.50 pesos pero el Banco Central, ya en la gestión de Mauricio Macri, amparándose en el reglamento de esos contratos, dispuso un incremento de 1.75 pesos por dólar para aliviar la emisión monetaria.

Contra esa disposición de política financiera recurrió "Madelan" a la justicia en lo Contencioso Administrativo y el juez Lara Correa desestimó la pretensión de la empresa agropecuaria para que las arcas públicas resarcieran con medio millón de pesos su inversión en dólar futuro.

En al menos una decena de expedientes similares, la jueza federal de Rosario Sylvia Aramberri había aceptado los argumentos y condenado al Banco Central, a Rofex y a la CNV por "incumplimiento de contrato", pero el magistrado porteño tuvo otro criterio, al igual que su colega Santiago Carrillo, a cargo del Juzgado Contencioso Administrativo Federal 3.

Aramberri había basado su fallo favorable a los inversores en un dictamen contable que mensuró que el Central no corría riesgo de "incumplir" el pago de los contratos de dólar futuro y que por tanto la modificación del precio pactado constituía una arbitrariedad dañosa para el inversor.

Lara Correa, en cambio, resaltó que el reajuste de precios es una atribución legítima de los operadores que funciona como "una de las herramientas fundamentales que contribuyen a la estabilidad cambiaria, y a eliminar el riesgo de incumplimiento o impugnación de las operaciones concertadas", dijeron las fuentes.

También destacó el juez porteño, en disidencia con su colega rosarina, que "la CNV en su calidad de autoridad de contralor y fiscalización, concluyó que la emergencia declarada se sustentó en el hecho de que se encontraba comprometido el buen funcionamiento del mercado de futuros de dólar".

Esta emergencia, para el magistrado, instalaba el riesgo de "incumplimiento, derivado de las circunstancias existentes en ese momento y, como consecuencia de ello, aprobó la declaración de emergencia dictada en conjunto por Rofex y tomó conocimiento del mecanismo de ajuste del precio".

La jueza, titular del Juzgado Federal 1 de Rosario, tiene otras demandas de inversores a resolver y todo indica que fallará en el mismo sentido, aún cuando ya son dos los jueces porteños que rechazaron sus argumentos: el mismo Lara Correa

(Télam)