Vecinos de la Ciudad de Buenos Aires denunciaron hoy, durante la tercera jornada de la audiencia pública por la rezonificación de Costa Salguero, que el Gobierno porteño destina tierras privatizadas a favorecer los "negocios privados de los más ricos" y no viviendas para quienes "realmente lo necesitan".

Adriana González, quien es psicóloga del Hospital Durand (Comuna 6) y trabajadora del programa de salud escolar de la Ciudad de Buenos Aires, se refirió al proyecto impulsado por el Ejecutivo porteño para construir edificios en Costa Salguero.

"Si pensamos en construir allí viviendas ¿por qué tenemos que pensar en viviendas que solamente podrían comprar gente rica. Por qué el Gobierno de la Ciudad no puede hacer un complejo habitacional para la gente que realmente lo necesita?".

Y continuó: "Hace más de 30 trabajo con población vulnerable que vive con niños en nuestros barrios carenciados y que padecen el hacinamiento, sin tener ningún lugar donde ir que no sea cemento".

Francisco Pardo Lampreabe, quien reside en la Comuna 14 e integra la Red de Universitaries por la Crisis Climática, dijo a su turno: "Nos hemos cansado de ver cómo los terrenos e inmuebles de la Ciudad son entregados a precio vil a aquellos que buscan exclusivamente hacer negocios privados".

Y detalló que durante las dos gestiones de Mauricio Macri como jefe de Gobierno porteño (2008-2015) la Ciudad "privatizó 205 hectáreas", mientras que en la primera gestión de Rodríguez Larreta (2016-2019) "se enajenaron 225 hectáreas".

"Esto es en total de 473 hectáreas -dijo-, equivalentes a 236 plazas de Mayo, de las cuales 150 pertenecían a espacios verdes absorbentes de carbono".

Y agregó que esas 150 hectáreas de espacios verdes equivalen a su vez "a un 30 por ciento de lo que se conoce como el parque Tres de Febrero, es decir el Rosedal y los bosques de Palermo y espacios aledaños".

Luego, se refirió al predio que incluye Costa Salguero y Punta Carrasco, cuya rezonificación se debate en la audiencia para habilitar allí la construcción de edificios de hasta 29 metros de altura.

"En este caso -dijo-, se destinarán 32 hectáreas para los más ricos, no para las miles de personas que en la Ciudad sufren condiciones hacinamiento, falta de gas, de agua y de recolección de residuos", en referencia a los barrios populares porteños.

Mónica Barani Montes, habitante del barrio porteño de Caballito, se refirió al "impacto social" del proyecto impulsado por Rodríguez Larreta, al considerarlo como "una acción clasista y oportunista que genera aún más división entre ricos y pobres".

Ramiro Recondo, en cambio, se pronunció a favor del proyecto del Ejecutivo, al decir que "la mixtura de usos es necesaria, porque para llegar al río es necesario llevar la ciudad".

Y agregó que "Puerto Madero es un ejemplo de que la trama urbana es necesaria para llegar al río", al tiempo que argumentó que "el parque sin uso es el lugar de la inseguridad".

Gastón Boco, sociólogo de la Universidad de Buenos Aires, dijo a su turno: "Rompamos la lógica del dinero. Hagamos un parque costero con servicios públicos y seguridad. Es una falacia que una cosa quita la otra".

Julio López, en cambio, se refirió al informe de la ANAC que considera que la construcción de edificios en Costa Salguero "atenta contra la seguridad aeronáutica".

"En esa zona se produjo uno de los accidentes más terribles de la aviación civil argentina", dijo López, en referencia al siniestro ocurrido en 1999, en el que un avión de LAPA, luego de despegar con destino a Córdoba, se estrelló frente al aeroparque metropolitano, provocando la muerte de 65 personas.

La tercera jornada de la audiencia, realizada de manera virtual y convocada por la Legislatura porteña, comenzó hoy a las 14 y se prevé que intervengan 250 oradores a los largo de la tarde. Cada intervención no debe exceder los cinco minutos de duración. (Télam)