El intendente de la ciudad sanluiseña de Buena Esperanza, Fernando Larroudé, fue denunciado hoy por un edil que lo acusó de presentar gastos reservados por un millón de pesos para el presupuesto 2021, lo que fue aprobado por el Concejo Deliberante con los votos de concejales oficialistas.

La presentación fue realizada por el concejal Jesús Veltens, que también denunció a los ediles, a los que achacó un supuesto gasto de 9 millones de pesos para realizar cordones de una avenida, obra que, según su acusación, habría sido ejecutada y figuraría en el presupuesto 2019.

Veltens aclaró a la prensa que su voto fue negativo en las dos iniciativas y que la denuncia contra el intendente es por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Ricardo Bazla, abogado del denunciante, dijo a Télam que los concejales del Frente de Unidad Justicialista (FUJ) "forman parte de la maniobra denunciada y serán llamados a declaración indagatoria sin perjuicio de que la causa penal pueda agravarse con la figura de asociación ilícita".

Añadió que "el intendente tampoco aclara en el presupuesto el destino del 58% de los fondos públicos de Buena Esperanza".

Veltens es del frente San Luis Unido y Larroudé ganó las elecciones en 2019 representando al PRO, pero antes de asumir renunció a esa fuerza y se afilió al FUJ que lidera el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

La oficina de prensa del intendente dijo que no formulará declaraciones.

Buena Esperanza es cabecera del departamento Gobernador Dupuy, situada 230 kilómetros al sur de la ciudad de San Luis. Su Concejo Deliberante tiene 4 integrantes y la población es de 6.500 habitantes.

(Télam)