Organizaciones campesinas denunciaron el desalojo hoy "sin orden de ningún tipo" de una familia campesina de la localidad de El Fuerte, ubicada en el este jujeño, y lo vincularon con una avanzada del Gobierno local para supuestamente quedarse con tierras en distintos puntos de la provincia.

"El Gobierno de Gerardo Morales, por orden directa de éste, esta mañana envió seis patrulleros a la Localidad de El Fuerte, para desalojar a la familia campesina Peralta en la Ruta Provincial 6, Paraje La Lechería, sin orden de ningún tipo", dijo en un comunicado el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) en Jujuy, junto a otras agrupaciones.

"Asistimos a un intento de avanzada en nuestros territorios campesinos e indígenas. Todas tierras habitadas por familias campesinas que viven allí generaciones tras generaciones", agregaron.

Vincularon que ello se da tal "como se lo quiere hacer con el negocio inmobiliario en los Diques de Los Perilagos –donde se pretende avanzar con un proyecto para un Ecoparque-; como se lo quiere hacer con el cultivo industrial de cannabis en Finca El Pongo, el Parque Industrial en Palpalá o como con los desmontes para monocultivo en Palma Sola".

Las organizaciones cuestionaron que con ese objetivo "se sancionó una ley inconstitucional que permite desalojos administrativos en tierras fiscales sin intervención judicial".

Desde la familia Peralta indicaron a Télam que hace más de 20 años habitan el lugar y cuentan con los "planos presentados aprobados por la Dirección provincial de Inmueble".

Denunciaron el "completo estado de vulnerabilidad y avasallamiento" en que se encuentran y agregaron que "la Justicia no envió ningún oficio y la policía adujo haber sido enviada por el Gobierno provincial".

Respecto a las tierras en conflicto expusieron que se pretenden ocupar enmarcadas en un proyecto de gestión de residuos (Girsu) que se impulsa desde el Ministerio de Ambiente local.

(Télam)