La titular del INADI, Victoria Donda, quedó envuelta en un escándalo luego de que su empleada doméstica, Arminda de 62 años, la denunciara por negarse a pagarle los aportes patronales y ofrecerle un plan social a modo de compensación.

El caso fue revelado por el propio abogado de Arminda, Osvaldo Barsanti, en Radio Rivadavia. Allí contó que de los 14 años que su clienta, de nacionalidad boliviana, trabajó para la funcionaria, “10 estuvo totalmente en negro”.

También explicó que “los últimos tres o cuatro años, estuvo parcialmente registrada; con un salario menor al que correspondía”, y que el problema surgió cuando “empezó a analizar la posibilidad de jubilarse”.

“De modo informal inició una charla con Victoria por dos motivos: primero por las deficiencias registrales, y segundo porque durante la cuarentena Victoria no se hizo cargo de los salarios cuando ellos no podían prestar servicio”, detalló Barsanti.

"Durante la cuarentena Victoria no se hizo cargo de los salarios"

El planteo pasó a ser carta documento, y la ex diputada contestó por Whatsapp “con ofrecimientos de planes o contrataciones en el INADI a cambio de su denuncia”.

“Por ahí se te puede anotar en un plan”, se escuchó decir a Donda en un audio. El abogado señaló que la titular del INADI no sólo “no se hace cargo de sus obligaciones como empleadora”, sino que además pretende “trasladarle ese costo al Estado Nacional por alguna de esas figuras que le ofreció”.

Finalmente informó que iniciará dos acciones judiciales contra Donda: una en el fuero laboral y otra en el penal