El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, reivindicó hoy el laudo presidencial por la obra hídrica Portezuelo del Viento, que dispone estudios de impacto ambiental antes de su construcción, y cuestionó la decisión del gobernador radical de Mendoza, Rodolfo Suárez, de no recibir mañana al jefe de Estado, Alberto Fernández, en su visita a esa provincia.

"Alberto laudó en el mismo sentido que el expresidente (Mauricio) Macri en favor de un estudio de impacto ambiental que es también en favor de los mendocinos", dijo De Pedro en un comunicado, al destacar la resolución del Presidente emitida el pasado 29 de diciembre.

El ministro consideró que "el agua es un recurso estratégico para el desarrollo y el futuro, y cualquier obra de esta envergadura debe ser respaldada con un estudio de impacto ambiental".

Además, sostuvo que "no es contra nadie, sino en favor del medioambiente y las futuras generaciones".

De Pedro indicó que "el viaje del Presidente es oficial y tiene por objetivo inaugurar una obra que mejorará la calidad de vida de 340 mil mendocinos: la planta purificadora de Paramillo, que generó además 250 puestos de trabajo y requirió una inversión de más de 3 mil millones de pesos del Gobierno nacional para la provincia de Mendoza".

"No recibir a un Presidente para inaugurar una obra en beneficio de los habitantes es una actitud poco democrática y antirepublicana. Parece que lo que usted no quiere, es mostrar esta obra porque atenta contra su relato de autovictimización permanente", señaló De Pedro.

"Parece que el que está en campaña es usted", dijo respondiéndole a Suárez, quien basó su inasistencia en la molestia que le ocasionó el laudo y porque consideró que Fernández "viene en modo campaña".

"Me parece que fue un fallo en contra de Mendoza, en contra de generar crecimiento. No estoy de ánimo para acompañar", respondió Suárez en comunicación con radios mendocinas.

En sus declaraciones, dijo que irá el ministro de Infraestructura, Mario Isgro, y que coordinó con la Secretaría General de la Presidencia para garantizar la seguridad de la comitiva.

El Ministerio del Interior recordó que "en el marco del laudo, el Presidente instruyó al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y a la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica del Ministerio de Obras Públicas, a colaborar con el COIRCO (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado) en la elaboración de los procedimientos técnico administrativos necesarios y de los términos de referencia para la realización del Estudio de Impacto Ambiental, los cuales deberán llevarse a cabo en un plazo de 60 días".

El proyecto Portezuelo del Viento es una presa destinada a brindar energía a unos 130 mil habitantes, que se prevé construir en el Río Grande, afluente del Río Colorado.

El Colorado atraviesa las provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires. En 1976 se creó el COIRCO, cuyo objetivo es, por ejemplo, procurar una distribución equitativa de las aguas en beneficio común.

(Télam)