El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, aseguró hoy que durante el Gobierno de Mauricio Macri "el Estado argentino fue parte de una articulación de persecución política y judicial" a empresarios, dirigentes sindicales y opositores, y recordó que él también fue víctima de esas prácticas en la gestión del expresidente.

"Nunca se vio en la Argentina una articulación de los servicios" de inteligencia, advirtió el funcionario en declaraciones al canal Crónica TV sobre el video de 2017, conocido ayer, en el que se ve a Marcelo Villegas, exministro de Trabajo de la entonces gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, comandar una reunión en la que se diseñaban estrategias legales y de inteligencia sobre dirigentes sindicales, con la participación de dos exfuncionarios de la central de espías de la gestión Cambiemos.

Sobre aquel episodio que fue ayer mismo denunciado en la justicia por la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, el Ministro del Interior recordó que desde el actual oficialismo se viene "insistiendo hace muchos años que el Estado argentino fue parte de una articulación de persecución política y judicial a empresarios, a dirigentes sindicales, a opositores".

"Yo fui legislador opositor al gobierno de Cambiemos y he tenido amenazas, han tenido amenazas diputadas del bloque de aquel entonces, Unidad Ciudadana, a la hora de votar leyes", manifestó De Pedro y, ante una consulta sobre si fue víctima de esas prácticas, respondió: "yo sí, yo sí".

En ese sentido, dijo que se trató de "amenazas, situaciones con mi hijo" y sostuvo que le "armaron causas, situaciones con mi hijo, situaciones de agentes de la AFI yendo a intimidar a familiares".

"Ahora, por suerte, sale un video que muestra una especie de mesa judicial de segunda línea donde se muestra como pensaban, orquestaban, como articulaban con actores del Poder Judicial", destacó el ministro del Interior sobre el video a partir del cual la AFI presentó ayer una denuncia penal.

Click to enlarge
A fallback.

Asimismo, reiteró que "nunca se vio en Argentina una articulación de servicios de inteligencia, organismos nacionales, comandados por el Poder Ejecutivo para perseguir empresarios, futbolistas, sindicalistas" y afirmó que "hemos recibido muchos comentarios de empresarios que tenían sus empresas y que fueron presionados para cederlas a algún sector vinculado a Mauricio Macri".

"Acordémonos que Mauricio Macri es un empresario que viene en Argentina con metodologías muy cuestionadas", evaluó y señaló que "no solo perseguía a empresarios y opositores, también a sus propios familiares y no solo a los familiares sino también a miembros de su propia fuerza política".

En ese contexto, juzgó que "estamos ante un personaje que es peligroso para la política argentina" y agregó que "es peligroso para la sociedad, tiene prácticas que poco tienen que ver con el crecimiento de la sociedad, el crecimiento de todas las fuerzas políticas respecto de tener una convivencia política un poco más".

"Todo el mundo conoce quién es Macri", destacó el ministro y sostuvo que "todo el mundo lo conoce bien. Mauricio es Macri".

De Pedro precisó que "todos lo conocen bien, desde la obra pública, desde el fútbol, los vínculos con su familia" y afirmó que "simplemente tenés que leer el libro 'Hermano' (de Santiago O'Donnell que contiene revelaciones de Mariano Macri), yo no estoy diciendo algo porque investigué".

"Estoy escuchando los familiares, estoy escuchando y estoy viendo como tenían esta metodología que lo hacían con Cristina (Kirchner), con opositores, con sindicalistas y también con miembros de su propia fuerza política", afirmó en ese sentido.

Así, señaló que "para mi es algo que tenemos que desterrar de la Argentina" y recordó que "el presidente de la Nación tuvo muchos discursos muy claros en ponerle fin a todas estas mafias, a todas estas metodologías que tienen que ver con usar servicios de inteligencia, poder judicial, empresarios y por supuesto medios". (Télam)