El cosecretario general de la CGT, Héctor Daer, afirmó hoy que "la inversión tiene que volver a tener una rentabilidad ética" y llamó a "generar un seguimiento lineal de toda la cadena de valor" para evitar caer "en un ciclo totalmente negativo" para la recuperación de los salarios.

"La inversión tiene que volver a tener una rentabilidad ética y no solo meramente especulativa. Actualmente, en un pase de manos, unos cuantos productores se están quedando con las necesidades de alimentación del pueblo argentino", afirmó Daer en declaraciones a radio AM 750.

En ese sentido, el gremialista de la Sanidad sostuvo que existe "un problema que se genera con el funcionamiento especulativo de los productos de mayor necesidad", y consideró que en la intermediación entre la producción y la venta se "hacen las mayores ganancias".

"Se tiene que generar un seguimiento lineal de toda la cadena de valor para evitar caer en un ciclo totalmente negativo para la recuperación de los salarios, que sí o si le tiene que ganar a la inflación. Se trata de un tema de necesidad. Es la única forma de generar crecimiento y sostenerlo", indicó Daer.

Y en ese sentido, el gremialista afirmó que "lo que hay que generar no son fantasías de que la inflación se resuelve en dos días".

"Tampoco podemos caer en la idea perversa de que estamos ante un descalabro porque si no terminamos nosotros mismos destruyendo los procesos que pretendemos que se lleven a cabo para que haya una baja de la inflación. Hoy no se puede calcular cuánto será el impacto final de los precios en las paritarias que cerraron en alrededor del 60% y tienen fecha de revisión", advirtió.

Por otra parte, Daer se refirió al consenso alcanzado en el Frente de Todos (FdT) para actualizar el piso del Impuesto a las Ganancias a la cuarta categoría y sostuvo que "no hubo tensiones de ninguna manera por ese debate" con el ministro de Economía Martín Guzmán.

"Pudimos acordar con los empresarios, con la voluntad política del gobierno, adelantar las negociaciones salariales. Esto da un incremento de salarios que tiene que ir acompañado por las correcciones de este gravamen. No queremos volver a la situación de 2019, cuando gobernaba el (expresidente Mauricio) Macri que dejó más 2 millones de trabajadores afectados por este tributo", puntualizó.

(Télam)