La ex presidenta Cristina Kirchner, a través de su defensa, planteó hoy la suspensión del juicio oral y público que se lleva adelante en su contra por fraude en la obra pública durante su gestión, que tiene en total 16 acusados. Carlos Beraldi, abogado de la senadora nacional, inició la ronda de planteos de "cuestiones preliminares" ante el Tribunal Oral Federal 2, luego de que se terminara de leer la extensa acusación de los fiscales, que duró un mes. El letrado hizo cinco planteos a los jueces, y en el primero argumentó que existe un doble juzgamiento en contra de la ex mandataria, ya que se la investiga en otras causas por asociación ilícita y a raíz de supuestas maniobras similares: "Hay una misma conducta", explicó. El segundo de los pedidos está vinculado a una supuesta violación de la defensa en juicio, al señalar que la causa está incompleta en el TOF 2, puesto que hay otros acusados que aún siguen investigados y cuya suerte todavía no se definió. "No puede hacerse el juicio sin la instrucción completa, tiene que estar toda la causa", resaltó Beraldi. Cristina Kirchner no concurrió a la audiencia porque tenía prevista una reunión en la Cámara alta antes de viajar el próximo viernes rumbo a Cuba para visitar a su hija. Finalizada la larga lectura de la acusación que llevó un mes de proceso, este lunes se reanudó el juicio con la etapa de lo que se denomina "cuestiones preliminares", el momento en el cual los abogados de los acusados pueden plantear nulidades vinculadas con los actos previos del juicio y cuestionamientos a la integración del Tribunal. En ese marco, Beraldi sostuvo que hubo una inobservancia de normas procesales y recordó que aún está pendiente de terminar una pericia encargada por el Tribunal a expertos contadores de la Corte Suprema de Justicia. Esa prueba, que se realizará sobre cinco obras de las 52 que están bajo sospecha y a modo de muestreo, es para establecer si existieron sobreprecios en la misma o bien algún tipo de irregularidad. La pericia fue pedida por el Tribunal 2 como parte de la instrucción suplementaria y se prevé que los resultados estén en unas semanas. Beraldi reclamó un "procedimiento razonable" y dijo que "la pericia tendría que haber estado antes de comenzar el juicio", ya que hace al "respeto a la defensa en juicio y ejercer el derecho de defensa". El cuarto planteo de la defensa tiene que ver con el reclamo civil entablado por la Dirección Nacional de Vialidad contra Cristina Kirchner por más de 22 mil millones de pesos, en cuanto a que para la defensa debía ser parte del juicio y no tramitar por separado en otro tribunal. El último de los puntos de queja fue por la prueba que hay en la causa y, en ese sentido, Beraldi apuntó con ironía a aquella que señala a Cristina Kirchner por haber designado funcionarios de su confianza en el manejo de la obra pública. El abogado incluso recordó que cada uno de los jueces del Tribunal y el fiscal de juicio Diego Luciani fueron designados por el Poder Ejecutivo durante el Gobierno de Cristina Kirchner. También ironizó con que se utiliza como prueba de cargo la asignación de presupuesto a la obra pública como causa de la defraudación que se investiga, y en ese sentido explicó que el mismo es sancionado por el Congreso Nacional y no el Poder Ejecutivo

Por último, el abogado cerró con duras palabras hacia los jueces para que "apliquen la ley". "No es un juicio político, para esto está la ciudadanía y por suerte habrá elecciones en breve", enfatizó Berladi. Otra de las defensas que hizo planteos este lunes fue la del ex ministro Julio De Vido, quien objetó la declaración como testigo del "arrepentido" Leonardo Fariña. Entre otras cosas, el abogado Gabriel Palmeiro recordó que en la Justicia Federal de Dolores se investiga si la declaración de Fariña estuvo armada. SOF/MG/OM (Noticias Argentinas)