En medio de una encarnizada interna dentro del Gobierno, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner reapareció como oradora en la apertura de la decimocuarta sesión plenaria de Eurolat en esta ciudad con un duro mensaje que alimenta la tensión.

"Hablamos de poder cuando alguien adopta una decisión, la toma y esa decisión es respetada por el conjunto de la sociedad", aseguró Cristina de cara a un auditorio que la interrumpió en reiteradas ocasiones para aplaudirla, y continuó: "Que te pongan una banda y te den el bastón no significa que te den poder. Ni te cuento si además no se hacen las cosas que hay que hacer".

De esta manera, en el Centro Cultural Kirchner (CCK) la vicepresidenta envió un tiro por elevación hacia el mandatario Alberto Fernández, en momentos de extrema tensión en el seno del Gobierno y del Frente de Todos. Sin ministros presentes, Cristina estuvo acompañada por militantes kirchneristas, que a su llegada al CCK cantaron: "De la mano de la jefa vamos a volver". SR/EFR/KDV NA