La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió en el Senado a dirigentes del Frente de Todos (FdT) y de La Cámpora de Bahía Blanca, tras el atentado con un artefacto explosivo perpetrado el martes último contra un local de ambas organizaciones en esa ciudad del sur bonaerense.

El encuentro, que trascendió hoy, se llevó a cabo anoche en la Cámara alta y contó con la presencia de los senadores bonaerenses Ayelén Durán y Marcelo Feliú, el diputado provincial Gabriel Godoy y el dirigente Federico Susbielles, entre otros referentes del FdT de Bahía Blanca.

"Se trató de una reunión reservada donde la vicepresidenta se solidarizó y además mostró su preocupación por lo sucedido", indicaron fuentes partidarias de la ciudad bonaerense.

Además, consideraron "necesario, alentador e indispensable saber que desde el Gobierno nacional se dimensiona como corresponde el repudiable atentado perpetrado a un local partidario del Frente de Todos".

La explosión, causada por un artefacto casero que no provocó víctimas pero sí daños materiales, ocurrió en la madrugada del martes último en el local del FdT ubicado en el cruce de las calles Donado y Beruti, en el centro de Bahía Blanca.

En los alrededores fueron hallados panfletos anónimos e intimidatorios, que fueron sumados al expediente judicial.

El hecho es investigado por el fiscal Federal Santiago Ulpiano Martínez quien recibió las actuaciones de un fiscal provincial quien fue el primero en llevar adelante el expediente.

En el marco de las tareas arribaron a Bahía Blanca integrantes de la Unidad Antiterrorista de la Policía Federal Argentina (PFA) a los que se sumarán sus pares de la División Bomberos y Explosivos.

También, según indicaron voceros judiciales integrantes de Comunicaciones de la PFA, se analizarán las antenas de compañías de teléfonos celulares en búsqueda de algún indicio vinculado a la causa.

"En el marco de la investigación la jueza Federal 2, María Gabriela Marrón resolvió decretar el secreto de sumario por un plazo de diez días", agregaron.

"El mismo podría extenderse de acuerdo al estado y riesgo de dispersión de la prueba", agregaron las fuentes.

Los peritajes realizados en el frente del local determinaron que la detonación se produjo a partir de la colocación de un artefacto explosivo casero "con el poder suficiente para producir lesiones y daños a terceros".

Se trata de un informe preliminar elaborado por integrantes de la División Explosivos de la Policía Bonaerense que determinó que "se desprende de los elementos en cuestión en su conjunto y debido al confinamiento de una cierta cantidad no precisada de un deflagrante (posiblemente pólvora)". (Télam)