Por María Eva Koutsovitis, Ingeniera Hidráulica (UBA-Instituto de Ingeniería Sanitaria), titular de la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria, y Jonatan Baldiviezo, abogado, presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad.


El debate por el destino de la Costanera en la Ciudad de Buenos Aires confronta dos modelos de ciudad antagónicos.

Por una parte, gran parte de la ciudadanía defiende lo público y otorga máxima prioridad a los espacios verdes para proteger la salud de la población, atender la crisis climática y perseguir la igualdad urbana.

Por otra parte, el sector político que nos gobierna, conjuntamente con los principales desarrolladores y terratenientes urbanos, impulsa la extensión de Puerto Madero hacia el norte y el sur consolidando un modelo de exclusión, apropiación y concentración de las tierras públicas por los sectores económicos de mayores recursos, y fragmentación social y espacial. La síntesis perfecta del ejercicio patriarcal del poder inmobiliario y de la aplicación de las doctrinas neoliberales.

Mientras se desarrollaba en la Legislatura porteña la audiencia pública, el jefe de Gobierno avanzó como si este debate no estuviera sucediendo, a pesar de que la audiencia fue la más larga de la historia de la ciudad (2 meses), la más numerosa (7.053 personas inscriptas) y que más del 97% de les ciudadanes que expusieron se manifestaron en contra del proyecto.

¿A qué nos referimos?

1. En plena pandemia, el GCBA concesionó por 10 años más de 7.800 m2 en el Sector N° 1 del Distrito Joven (Costanera Norte).

2. El 30 de diciembre, adjudicó a Grupo Ecogestionar S.R.L por $1.250.000 la elaboración del estudio de impacto ambiental de la Obra Distrito Joven- Costanera Norte que da como un hecho el emprendimiento inmobiliario de Costa Salguero y la venta de las tierras autorizada por la Ley 6.289.

3. En mayo, se llamó a Licitación pública para la elaboración del proyecto del Colector Cloacal Baja Costanera que evacuará efluentes cloacales de 13 mega emprendimientos inmobiliarios proyectados en el entorno ribereño: Cavia, Costa Salguero, Punta Carrasco, Areneras, Frente Retiro entre Callao y Ramos Mejía, Antepuerto y Distrito Puerto, Dársena Norte, Catalinas II, Catalinas Sur, Dique Cero, Puerto Sur (Isla Demarchi) y Solares de Santa María.

4. La licitación pública para la elaboración del informe de impacto ambiental y social del Colector fue adjudicada, el 17 de diciembre, a la empresa Serman y Asociados S.A. por $ 24 millones de pesos.

5. En el Plan Plurianual de Inversiones figura que se destinará $4.800 millones para Infraestructura en Costa Salguero y más de $812 millones para el proyecto ejecutivo del Colector.

La audiencia fue acompañada con bicicleteadas, concentraciones ciudadanas masivas y más de 50.000l firmas. Los cuestionamientos se extienden hacia la administración de las tierras públicas (más de 500 hectáreas privatizadas en 13 años) y la actual planificación que desconoce la crisis ambiental, habitacional y económica de la ciudad.

La Justicia decidió suspender la venta de los predios de Costa Salguero porque no se respetaron los procedimientos constitucionales que la Constitución establece. La ANAC adelantó que no autorizaría el actual volumen constructivo del proyecto por poner en grave riesgo la actividad de aeroparque.

Costa Salguero interpela los límites de la tolerancia ciudadanía cuando la clase política que nos gobierna viola la Constitución, remata lo público, desvirtúa la democracia participativa y utiliza los recursos de la comunidad porteña para continuar enriqueciendo a un pequeño grupo de desarrolladoras inmobiliarias. (Télam)