El Gobierno de Córdoba evalúa suspender a partir de este sábado actividades que habían sido retomadas esta semana y extender por al menos diez días las restricciones a la circulación que están en concordancia con las medidas dispuestas por un DNU del Poder Ejecutivo Nacional, debido al alto porcentaje de ocupación de "camas críticas" que se verifica en la provincia como consecuencia del aumento de casos de coronavirus.

Voceros del ministro de Gobierno, Facundo Torres, indicaron a Télam que “lo más lógico es que las medidas sean similares a las que se tomaron la semana pasada”, durante los nueve días de aislamiento estricto establecidos por el Gobierno nacional.

De ser así, además de cerrarse bares, restaurantes, gimnasios y comercios no esenciales, entres otros, se volvería a las clases virtuales, tal como ocurrió en los tres días hábiles de la semana anterior.

Las disposiciones están siendo evaluadas por el Gobierno en conjunto con la cartera sanitaria y sectores productivos, y desde el entorno de Torres aseguran que cuentan con el aval de los presidentes de bloques de intendentes, con quienes se acordó la “necesidad de continuar con la lógica de patrones de conducta”.

En ese sentido, los intendentes y jefes comunales acordaron que se plegarán en conjunto a las medidas que disponga la provincia.

Además, desde los Municipios piden coordinar acciones con la policía provincial y organismos de control local para poder hacer cumplir las restricciones que caen para cada sector.

Desde el Ministerio de Gobierno resaltaron que los lugares más complicados “son aquellos que no están regulados”, ya que las reuniones sociales “siguen estando” en gran volumen.

Los anuncios oficiales llegarán el viernes, aunque el ministro de Salud Diego Cardozo había adelantado esta semana que las restricciones se endurecerían cuando la ocupación de camas críticas llegase al 80% y ese porcentaje ya está por encima del 76%.

La cantidad de casos diarios, que ayer fue la máxima desde que comenzó la pandemia (5.132), indica que la demanda de internaciones pueden ascender en los próximos días, y así el regreso de las medidas más duras serían inminentes. (Télam)