La denuncia por contrabando agravado, entre otros delitos, contra el expresidente Mauricio Macri y otros exfuncionarios de su gobierno por el envío de "material represivo" a Bolivia tuvo, entre otras bases, una investigación de la Dirección General de Aduanas, que depende de la AFIP, sobre "exportación temporaria" de armas.

Fuentes oficiales dijeron que la pesquisa de Aduanas "identificó evidencia que, junto con el resto de la producida por el Gobierno, permitió sustanciar la denuncia conjunta firmada por Ministerio de Justicia, Ministerio de Seguridad y la AFIP por contrabando agravado en la 'exportación temporaria' de las armas de fuego y otros materiales controlados que comenzará a investigar la justicia".

Los voceros precisaron a Télam que "una 'exportación temporaria' permite que las mercaderías exportadas permanezcan con una finalidad y por un plazo determinado fuera del territorio, sujetas a la obligación de reingresarlas al país".

"La 'exportación temporaria' de las armas y municiones fue formalmente solicitada y autorizada con la finalidad específica de brindar seguridad a la Embajada Argentina en Bolivia", según la explicación del Gobierno de Macri, pero "esta situación no habilita la entrega de las armas o municiones a fuerzas militares bolivianas para su uso a discreción", añadieron.

La denuncia, resaltaron los voceros, "sostiene que existe 'una palmaria discrepancia entre la finalidad específica para la cual fue autorizada la exportación del material y su aparente posterior uso en el país de destino por parte de una fuerza armada extranjera'".

"Esta discrepancia, sumada al resto de la evidencia aportada en la denuncia, permite sostener la hipótesis del desvío de armamento para un fin no declarado que ahora investigará la justicia", resaltaron las fuentes oficiales. (Télam)