El juez federal en lo Penal Económico Alejandro Catania citó a prestar declaración testimonial a los efectivos de Gendarmería que manejaron los camiones en los cuales se trasladaron a los miembros del Grupo Alacrán y las municiones que viajaron a Bolivia en los días en los que se produjo el golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales, confirmaron hoy a Télam fuentes con acceso al expediente judicial.

Se trata de cuatro gendarmes que el 12 de noviembre de 2019 manejaron los camiones que llegaron hasta el aeropuerto de El Palomar y están citados para 6 y 7 de junio, detallaron las fuentes.

Su citación se produjo a partir de los testimonios de otros testigos de Gendarmería que ya relataron ante la Justicia cómo fue que los miembros del Grupo Alacrán y las municiones llegaron hasta el aeropuerto desde el cual luego partieron hacia La Paz, Bolivia, cuando la Argentina era gobernada por Mauricio Macri.

En esta causa se investiga qué pasó con las 70 mil balas de goma y otras municiones anti-tumulto que salieron de la Argentina con el supuesto propósito de ser utilizadas en la defensa de la sede de la embajada argentina en La Paz y de la residencia del embajador, pero que se habrían desviado hacia otras manos.

Fuentes judiciales estimaron que el juez también convocará a prestar declaración testimonial a los integrantes de la Fuerza Aérea Argentina que, según relataron algunos gendarmes ante la Justicia, se habrían encargado de cargar en el avión Hércules C-130 las municiones investigadas.

Varios gendarmes que viajaron en el mismo avión militar que los pertrechos, aseguraron haber visto las cajas y negaron haber realizado disparos de práctica, lo que permitió a los investigadores desmentir la versión que afirmaba que las municiones que viajaron de Argentina a la nación andina no volvieron al país porque se consumieron en prácticas de tiro.

La Justicia busca determinar qué material fue descargado de aquel vuelo de noviembre de 2019, quién lo descargó, a dónde fue llevado y qué documentación existe al respecto, por lo que aún se espera recibir desde Bolivia la documentación respaldatoria de los papeles incriminatorios que ya se encuentran en el expediente, porque fueron aportados por los denunciantes.

Los hechos que dieron origen a esta investigación fueron denunciados el 12 de julio pasado a través de una presentación firmada por el ministro de Justicia, Martín Soria; la entonces ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

En el expediente se encuentran imputados el expresidente Mauricio Macri; sus ministros de Seguridad y Defensa, Patricia Bullrich y Oscar Aguad; el entonces embajador en Bolivia, Normando Álvarez García; el exdirector general de la Gendarmería Gerardo José Otero; y los entonces directores de Logística y Operaciones de esa fuerza, Rubén Carlos Yavorski y Carlos Miguel Recalde, respectivamente.

El fiscal del fuero Penal Económico Claudio Navas Rial imputó también a los exfuncionarios de la administración Cambiemos Marcos Peña (jefe de Gabinete), Jorge Faurie (canciller) y Fulvio Pompeo (secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación).

En el expediente fue asimismo imputado el comandante de Gendarmería Adolfo Héctor Caliba, señalado como quien coordinó con la Policía boliviana el envío de elementos represivos durante los días en los que se produjo el golpe de Estado contra Morales.


(Télam)