El Tribunal Oral Federal Número 5 de la ciudad de Buenos Aires condenó al exsargento primero de la Policía Federal Argentina Nicómedes Mercado a la pena de nueve años de prisión por los delitos de torturas y privación ilegítima de la libertad infligidos al estudiante platense Ricardo Alberto Cittadini, secuestrado durante la última dictadura cívico militar y que aún permanece desaparecido.

Los magistrados que componen el tribunal, Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Adrián Grünberg, ordenaron que el expolicía continúe detenido detenido bajo el régimen de prisión domiciliara, y anunciaron que los fundamentos del fallo se conocerán el próximo martes 30 de noviembre, según confirmaron fuentes judiciales.

Esta sentencia se produjo ayer, luego que la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal ordenara revisar las penas de cinco años de prisión impuestas en 2016 a Mercado y al excomisario Miguel Ángel Viollaz, quien fue apartado del proceso "por incapacidad sobreviniente".

"Estamos en condiciones de decir que Ricardo Cittadini fue secuestrado, torturado y desaparecido por haber participado activamente en la Juventud Universitaria Peronista, por lo que entiendo que corresponde asimilarlo a la figura de 'perseguido político' como la norma lo indica", señaló el fiscal federal Miguel Ángel Osorio, durante el alegato que pronunció en la audiencia que se desarrolló la semana pasada.

Cittadini, de 21 años, era estudiante de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de La Plata y militaba en la Juventud Universitaria Peronista (JUP).

En la tarde del 17 de agosto de 1976, mientras observaba un partido de bochas y hacía tiempo para encontrarse con su hermana, fue detenido en la Plaza España del barrio porteño de Constitución, por Mercado y otros tres policías que llegaron al lugar en dos patrulleros.

Click to enlarge
A fallback.

En el procedimiento también se apresó al militante uruguayo Ricardo Camino Gallo, quien tenía carácter de refugiado de las Naciones Unidas y cuyo testimonio fue fundamental para reconstruir la última información conocida sobre la víctima.

Cittadini y Camino Gallo fueron llevados ese mismo día a la comisaría 28 de la Capital Federal, ubicada en la calle Vélez Sarsfield 170, y el militante de la JUP permaneció en esa dependencia hasta la madrugada del día siguiente.

Durante su detención, Cittadinni "sufrió golpes y se lo sometió a simulacros de fusilamiento", tal como se probó durante el debate de esta causa.

Tras su desaparición, los hermanos de la víctima realizaron "una ardua tarea de reconstrucción de lo que había sucedido", y pudieron contactarse con las familias de otros estudiantes que vivían con él y que desaparecieron en La Plata.

Sin embargo, a pesar de todas las diligencias practicadas desde aquella época no se pudo ubicar a Cittadini, quien permanece desaparecido. (Télam)