La Sala Acusadora del Concejo Deliberante de la ciudad de San Luis descartó avanzar en un juicio político del intendente Sergio Tamayo, por entender que no existe "mérito suficiente" para impulsar una acusación por mal desempeño de sus funciones.

Así fue resuelto ayer por los miembros de la sala acusadora, con los votos de los cuatro concejales del PJ, que se impusieron sobre dos votos en contra y una abstención, de un total de 7 integrantes.

El pedido de juicio político contra Tamayo había sido impulsado por el concejal de Avanzar (ex Cambiemos) Guillermo Araujo por presunto "mal desempeño, incumplimiento de los deberes a su cargo y eventualmente comisión de delitos comunes".

Araujo apoyó su denuncia en un acuerdo firmado con la Distribuidora de Energía de la Provincia Edesal sobre recaudación de tasas municipales, que reconoce "una deuda millonaria a favor de la empresa", con irregularidades en el procedimiento administrativo y sin la autorización del Concejo Deliberante. (Télam)