El Frente Cambia Mendoza, que representa al oficialismo en la provincia encabezada por el gobernador Rodolfo Suárez, logró finalmente retener al PRO como socio político con la promesa de darle mayor protagonismo en las listas de precandidatos, a pocas horas del cierre de la inscripción de alianzas electorales, un plazo que vence mañana a la medianoche.

El encargado de anunciar esta noticia fue el propio mandatario provincial, quien, a través de las redes sociales, informó que el PRO había ratificado su pertenencia al Frente Cambia Mendoza para seguir trabajando por una provincia "mejor".

"Cambia Mendoza continúa fortaleciéndose. Hoy el PRO ratifica su pertenencia en el Frente para continuar trabajando juntos por una Mendoza mejor", escribió Suárez en su cuenta de Twitter.

En tanto, el titular del PRO mendocino y diputado provincial, Álvaro Martínez, confirmó a Télam el acuerdo alcanzado en el seno de la coalición oficialista y señaló que la decisión se logró "en base al diálogo".

En ese sentido, sostuvo que si bien todavía no quedó definido cuántos lugares ocupará cada espacio político en las listas de precandidatos de cara a las PASO, sí se acordó "que el PRO va a tener mayor representación".

“Lo bueno es que llegamos a un acuerdo, siempre con la base en el diálogo, el respeto y el entendimiento mutuo, poniendo por delante siempre aquello que nos une no solo para consolidar y transformar Cambia Mendoza en una coalición de Gobierno, sino también para seguir trabajando firmemente por los intereses de Mendoza”, sostuvo el legislador.

A menos de 48 horas del cierre de inscripción de frentes, hoy se puso fin a la incertidumbre que había generado la fuerza liderada a nivel provincial por el diputado nacional Omar De Marchi, ante la posibilidad de romper la alianza electoral.

La cantidad de lugares en las listas que podría colocar el PRO y las que está dispuesta a ceder la Unión Cívica Radical, fueron parte de la negociación.

De Marchi ya había admitido que hubo discusiones respecto del reparto de cargos en ese frente, aunque priorizó que desde su espacio político querían cerrar “rápidamente este capítulo" para resolver otros problemas "como son la falta de trabajo y la inseguridad". (Télam)