El ministro de Hacienda y Finanzas porteño, Martín Mura, concurrirá mañana a la Legislatura a dar detalles del proyecto del Presupuesto 2021, que contempla gastos por más de 612 mil millones de pesos y un nuevo impuesto a los gastos con tarjetas de crédito, el que generó cuestionamientos desde el arco opositor al considerar que "es regresivo" y "afecta a los que menos tienen".

El funcionario expondrá desde las 9 ante los diputados que forman parte de la Comisión de Presupuesto del Parlamento capitalino en torno al cálculo de gastos y recursos proyectados para el año próximo.

El paquete de leyes económicas –que integran el Presupuesto, la Tarifaria y la Fiscal- ingresó a la Legislatura el viernes pasado, con cerca de dos meses de atraso, dado que la fecha tope para la presentación es el 30 de septiembre de cada año.

Según adelantaron fuentes del Ejecutivo, se estipuló “un presupuesto de contingencia y con medidas transitorias” que se encuadran en un plan diseñado para equilibrar las cuentas que estaban planificadas previamente a la decisión del Gobierno nacional de redirigir un porcentaje de la Coparticipación que percibía la Ciudad.

Si bien la administración de Horacio Rodríguez Larreta apeló ante la Corte Suprema de Justicia la medida dispuesta en el decreto presidencial, paralelamente, definió un cálculo de gastos para el año próximo con el nivel de ingreso de los fondos coparticipables vigentes, es decir, con el recorte del 1,18%.

Por ello, se informó sobre el recorte en las partidas destinadas a las obras y cambios impositivos a partir de la eliminación de la exención al Impuesto sobre los Ingresos Brutos a las Leliqs y a las operaciones de pases.

Y se anunció la implementación del impuesto a los Sellos a las tarjetas de crédito, que implicará una suba del 1,2% en el gasto, tal como ocurre en “provincias como Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Mendoza, Tucumán, Chaco, San Luis y Tierra del Fuego”, señalaron las fuentes.

Al respecto, el legislador del Frente de Todos Leandro Santoro sostuvo que “es increíble como un contexto de recesión, en vez lugar de pensar en un plan económico que genere empleo, el Gobierno porteño hace lo contrario y eso es lo que sucedió con el anuncio de gravar el consumo con tarjeta de crédito que desalienta el consumo”.

"Con este gravamen, ajustan y afectan a los que menos tienen y empeoran la condición de nuestros vecinos y nuestras vecinas", evaluó.

La diputada del FdT Claudia Neira consideró que “está claro que eligen afectar el consumo de la clase media y a los comercios, mientras el Gobierno nacional trabaja para reactivar la economía”.

Agregó que “en nuestra Ciudad, miles de comercios intentan aumentar sus ventas. En lugar de incentivar el consumo y acompañar a los comerciantes, Horacio Rodríguez Larreta decide aplicarles este nuevo impuesto. Menos mal que su sueño de ser Presidente está muy lejos. Si no, pobre nuestro país”.

Para el legislador Gabriel Solano, del Frente de Izquierda, “el nuevo impuesto es un golpe a los consumidores y tendrá consecuencias inflacionarias” y agregó que “es por completo regresivo, ya que recae por igual en personas con capacidad económica distinta”.

La diputada Myriam Bregman, del PTS, sumó su crítica al indicar que "este impuesto es regresivo" y considerar que "la tarjeta de crédito se convirtió en la manera de financiarse de muchísimas familias".

Por otro lado, el Presupuesto 2021 contiene las mismas variables macroeconómicas que figuran en el proyecto nacional, ya que contempla una variación de la actividad económica del 5,5%, un tipo de cambio de $102,4 hacia fin de año y variación en el nivel de precios del 29%.

Las estimaciones para el próximo año presentan un total de gastos estimado en $612.643 millones y un total de recursos por $587.568 millones, lo que proyecta un resultado financiero deficitario en $25.074 millones.

"Esto representa un 64% menos que al cierre del 2020, esperando alcanzar para el ejercicio 2022 nuevamente el equilibrio presupuestario”, detallaron.

Con respecto al comportamiento al impuesto Inmobiliario/ABL, se informó que “se continuará aplicando la metodología implementada durante el corriente año, a través de la cual la actualización de este tributo estará en línea con la inflación”.

(Télam)