Integrantes de la comunidad argentina en Israel encabezaron hoy un escrache al exagente del Batallón 601 de Ejército argentino Aníbal Teodoro Gauto, acusado de cometer delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar y que desde 2003 reside en la nación hebrea, donde elude un requerimiento de la Justicia.

Organismos de derechos humanos y partidos políticos locales se sumaron a esta acción llevada a cabo en la ciudad de Kiriat Bialik, donde vive actualmente el exintegrante de la inteligencia del Ejército como ciudadano israelí bajo el nombre Iosef Carmel.

Los manifestantes le reclamaron al flamante gobierno israelí de Naftali Bennett que permita la extradición de Gauto, imputado por crímenes que se perpetraron en el centro clandestino de detención ilegal de "La Cacha".

"Cómo los nazis/ les va a pasar/ a dónde vayan los iremos a buscar", fue el cántico que entonaron en hebreo los organizadores de la protesta frente al domicilio del prófugo, en alusión a la consigna que en los años '90 popularizaron los integrantes de la agrupación Hijos, en los primeros escraches que se realizaban contra los represores que estaban en libertad amparados por la vigencia de las leyes de impunidad y los indultos firmados por Carlos Saúl Menem.

El periodista argentino-israelí Shlomo Slutzky, que reveló hace 8 años atrás en un informe que Gauto se encontraba en Israel, fue uno de los organizadores de esta protesta, y le comentó a Télam que el objetivo de la marcha es que el Gobierno de Israel conceda la extradición del exagente a la Argentina.

"Sería bueno que un gobierno que se llama de 'cambio', lo demuestre en la práctica modificando su política y acabando con el bicicleteo. Hay que atender el pedido de extradición argentino que recientemente expresara abiertamente y con su propia voz el secretario de DDHH, Horacio Pietragalla Corti", señaló Slutzky.

Gauto se fugó de Argentina en 2003, cuando pesaban sobre él el acusaciones por delitos de lesa humanidad, y encontró refugio en Israel, donde "está virtualmente protegido por las autoridades que logran impedir su presentación ante la justicia argentina", sostuvieron los convocantes del escrache.

Y a través de un comunicado, lanzaron un interrogante a los vecinos del exagente de inteligencia: "¿Qué harías si te enteraras que el vecino del departamento 11 de tu edificio, aquel que llegó a Israel de Argentina hace unos 18 años, es sospechoso de crímenes de lesa humanidad, entre ellos secuestros, torturas, asesinatos e incluso robo de detenidos después de siendo asesinado en "La Cacha", uno de los cientos de campamentos donde fueron desaparecidos 30.000 ciudadanos, incluidos 2.000 judíos?"

"¿Qué harías si supieras que la misma persona, Anibal Gauto, o Yosef Karmel, ya tiene cuatro órdenes de captura internacional de Interpol en el pasado. logró ingresar a Israel y obtener ciudadanía israelí mientras engañaba a las autoridades mintiendo en Declaraciones Juradas?", indicaron los organizadores.

"Los vecinos de Kiryat Bialik saben ahora quién es Gauto y ahora les pedimos que apoyen nuestras lucha para que el gobierno israelí que agote los procesos judiciales contra Gauto y conceda su extradición a Argentina", señaló el periodista, primo de Sami Slutzy, una de las víctimas de La Cacha.

(Télam)