El secretario general de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Federico Thea, supervisó hoy el operativo de compactación de unos 1.300 vehículos que ocupaban espacio público en diversas zonas de ese distrito y que generaban riesgo en la población.

"Las compactaciones tienen un efecto inmediato en la comunidad, ya que no solo la acumulación de chatarra deja de apreciarse a simple vista, sino que también evita la contaminación del suelo, las plagas, y la acumulación de residuos", explicó Thea en un comunicado.

Remarcó que "es una importante gestión que estamos llevamos a cabo con el Gobierno nacional y en conjunto con algunos municipios y que permitirá encarar proyectos a futuro para el bienestar de los ciudadanos y ciudadanas".

El operativo se realizó en el partido de Malvinas Argentinas, donde se compactaron 1.283 automotores -550 municipales y 783 provinciales- que habían sido secuestrados por las dependencias policiales del distrito o se encontraban en desuso.

El resultante de la venta del producto final será donado a entidades de bien público, precisó la secretaría.

El plan de compactaciones se realiza a partir del acuerdo entre la Provincia y la Nación en el marco del "Programa Nacional de Descontaminación, compactación y disposición final de automotores" (PRO.NA.COM) que dispone de las prensas para la realización de las tareas.

Se estima que en territorio bonaerense existen más de 75.000 vehículos, autopartes y chatarra con causa penal diseminados en depósitos policiales o de terceros, en la vía pública y comisarías.

Participaron además la subsecretaria de Investigación Criminal y Cooperación Judicial, Valentina Novick; el subsecretario de Administración de la Secretaría General bonaerense, Marcelo Maffé; el director Nacional de Investigación Criminal, Luca Pratti y el director de Automotores Oficiales de la Provincia, de Automotores Oficiales, Santiago Morganti.

(Télam)