A partir de hoy los comercios de la provincia de Tucumán atenderán al público con nuevos horarios, para así reducir la circulación y aglomeración de personas, y evitar nuevos contagios de coronavirus.

La medida, que fue comunicada anoche tras la reunión del Comité Operativo de Emergencias (COE), comenzó regir a partir de hoy a las 00 y establece que los horarios de trabajo de los comercios serán de lunes a viernes de 10 a 19 y los sábados de 9 a 15; es decir, en horario corrido.

Hasta hoy la mayoría de los comercios de la provincia abría sus puertas en horario cortado, de 9.30 a 13 y luego volvían a atender de 17 a 21.

"En Tucumán no tenemos la misma situación epidemiológica que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)”, dijo la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, en referencia a las nuevas restricciones que rigen desde ayer para esa región.

“Nosotros debemos preservar la economía y las fuentes de trabajo, en la medida que sistema sanitario de Tucumán lo permita, continuaremos con el desarrollo de las actividades que están permitidas", agregó la funcionaria provincial.

Vargas Aignasse explicó que "el comercio trabajará corrido para reducir el uso del transporte público y preservar las clases presenciales", y señaló que "continuará la restricción de circulación, entre las 0 y las 6" y las "actividades como cines, teatros y cultos continúan con estrictos protocolos".

Otras restricciones que continuarán vigentes son la prohibición de reuniones sociales en casas particulares; la suspensión de actividades y reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas y las actividades en salas de juegos, casinos, bingos, discotecas y salones de fiestas.

En tanto, las prácticas deportivas solo podrán llevarse a cabo en establecimientos destinados a tal fin, como clubes y complejos deportivos.

Por último, los establecimientos dedicados a eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos, clubes, centros culturales, los gimnasios deben reducir a un máximo del 30% del aforo, en relación con la capacidad máxima habilitada y los locales gastronómicos deben cerrar entre las 23 y las 6 del día siguiente. (Télam)