El Gobierno nacional dio hoy comienzo al hormigonado de la obra binacional (Argentina y Paraguay) de la central hidroeléctrica Yacyretá, en el brazo Aña Cuá, en la ciudad correntina de Ituzaingó, en un acto en el que se dieron detalles del alcance de este proyecto.

La construcción de esta nueva central es el emprendimiento binacional más grande de la región y la obra pública en ejecución más grande de la Argentina en la actualidad.

En ella trabajan 400 profesionales contratados de manera directa, de Argentina, Paraguay, Brasil, Venezuela, Italia y Japón y los operarios son mayoritariamente de las provincias de Misiones y Corrientes (Argentina) y Misiones (Paraguay).

Según se informó, las obras para el aprovechamiento hidroeléctrico del vertedero Aña Cuá tienen un plazo de ejecución de cuatro años (50 meses), promoverá 800 nuevos empleos directos y más de 2.500 puestos de trabajo indirectos, dinamizando las economías de las ciudades de Ituzaingó (Corrientes) y Ayolas (Paraguay) en ambas márgenes del río.

Los trabajos contemplan una extensión de 25 km de largo por 2 km de ancho en el río Paraná para incorporar tres turbinas tipo Kaplan y la construcción de una nueva central hidroeléctrica que aumentarán un 10% (270 megavatios hora) la generación y potencia que la Entidad Binacional Yacyretá (EBI) le aporta al sistema eléctrico nacional, según informaron desde Presidencia.

Las obras están a cargo del consorcio integrado por las empresas Astaldi, Rovella-Carranza y Tecnoedil con gerenciamientos a cargo de los Estados miembros de la EBY.

A fines de marzo, se avanzó en toda el área de 49.276 Mts2 de superficie y 45 Mts. de profundidad a ser intervenidas con excavación a través de voladuras controladas que iniciaron el 28/01 y continuarán en paralelo a los trabajos de hormigonado: el 73% del suelo a ser retirado es roca que será reutilizada en la obra.

El suelo rocoso producido con las voladuras y las excavaciones, previo paso por la planta trituradora de piedras, comenzará a ser reutilizado en la construcción de la misma Central Hidroeléctrica a partir de la etapa de hormigonado que se está iniciando.

La planta de hormigón (secundaria) que comenzó a proveer material a la obra tiene una capacidad para producir 80 Mts.3 de pastón de hormigón por hora. En toda la represa se colarán 286.000 Mts3 de hormigón, se utilizarán 90.000 toneladas de cemento y 12.000 toneladas de hierro en barras.

Se inicia con el hormigonado de los pilotes que sostendrán la futura nave central y las tareas tienen un plazo de ejecución de 30 meses.

La nueva Central Hidroeléctrica se construye al lado del vertedero de Aña Cuá y utilizará el agua acumulada en el lago de Yacyretá, la misma agua que se utilizará para la generación de energía en la central principal. Es decir, que no hay mayor impacto ambiental para la generación de más energía renovable. (Télam)