Sobrevivientes del centro clandestino ilegal que funcionó en la ESMA durante la última dictadura militar repudiaron hoy el ataque con explosivos perpetrado ayer contra un local del Frente de Todos ubicado en la ciudad de Bahía Blanca, y condenaron "los discursos de odio generados por dirigentes de la oposición".

"Los discursos de odio, generados por dirigentes políticos opositores y comunicadores corporativos, son el cocktail necesario para estas manifestaciones de violencia irracional , que el Poder Judicial debe investigar con urgencia, para dar con los autores materiales, sus instigadores y aplicar sobre ellos todo el peso de la ley", señalaron los sobrevivientes a través de un comunicado difundido por la Asociación de Sobrevivientes – Testimoniantes de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Y en ese sentido remarcaron: "Como militantes políticos, víctimas del Terrorismo de Estado, y en defensa de la Democracia que el Pueblo Argentino supo conquistar, nos solidarizamos con los compañeros y compañeras de “La Cámpora” Bahía Blanca y exigimos a las autoridades nacionales el pronto esclarecimiento de este brutal atentado a la Democracia y a la Participación Popular".

El documento de este colectivo de sobrevivientes lleva la firma de Alfredo Ayala, María Eva Bernst, Fermín Martínez, Juan Miranda, Liliana Pellegrino, José Miño, Alicia Pes, Daniel Oviedo, Alejandro Firpo, Ana Malharro y Lisandro Raúl Cubas.

En la madrugada de ayer, en un local partidario del Frente de Todos de Bahía Blanca, se registró una detonación con artefactos caseros pero con el "poder suficiente para producir lesiones y daños a terceros", según determinó el peritaje en el local de la División Explosivos de la Policía Bonaerense.

Tras la explosión se encontraron panfletos anónimos e intimidatorios, que fueron sumados al expediente judicial y que hablaban de "purga" por ejemplo.

El ataque ocurrió pasadas las 3, en una locación ubicado en la intersección de las calles Donado y Beruti, en el centro de la ciudad. (Télam)