(Por Daniel Scarímbolo, enviado especial) - Clara Vernet fue una de las argentinas peticionarias que estuvo presente hoy en el Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, para exponer sobre la cuestión Malvinas, y lo hizo como miembro de la sociedad civil y también como familiar directo (chozna) de Luis Vernet, el primer gobernador argentino en las islas.

Su padre Marcelo Luis Vernet, tataranieto de Luis Vernet, fue cuatro veces peticionario en la ONU, estuvo en 2012 cuando se cumplieron 30 años de la guerra en una comitiva encabezada por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y escribió el libro "Malvinas, mi casa", que recopila relatos del diario de María Sánz de Vernet, esposa del primer gobernador de las Islas Malvinas.

"Como familiar me dio mucha emoción y me sentí muy honrada, porque estuve en representación para contar la historia de mi familia en las islas, una historia familiar y plural", dijo Clara Vernet a Télam.

Contó sobre "la gestación de este proyecto de pueblo argentino, Malvinas, que comienza 1823 y se prolonga hasta la ocupación de 1833".

"Luis Vernet comienza su vinculación con Malvinas como proyecto de negocio para levantar estancias en la Isla Soledad, y rápidamente ese proyecto se transformó en la posibilidad de fundar un poblamiento, un establecimiento argentino", indicó la chozna del primer gobernador.

Clara reseñó que Vernet "va en 1826 y en 1829 se radica con su mujer y tres hijos", Emilio, Luisa y Sofía, "y allí nació su cuarta hija", Malvina Vernet y Sáez, la primera oriunda de las islas, "y en 1829 fue comandante militar" allí.

"Me tocó ser la voz de esa historia y lo pude transmitir", indicó con una voz entrecortada por la emoción.

Refirió que los peticionarios británicos "sostienen en sus argumentos que allí no hubo población y que el Reino Unido no la expulsó".

Ella llevó hoy al recinto la historia de su familia "con documentación que comprueba, y que son hoy contundentes de esa existencia" de pobladores argentinos en las islas, dijo.

Allí también mostró el diario de María Sáez de Vernet, esposa del gobernador; y de Emilio Vernet, su hermano, de 1826, "contando de ese poblado quienes nacieron, quienes murieron, las fiestas, las celebraciones, las penas, el trabajo".

"Es una documentación que hoy está en nuestros registros públicos en el Archivo General de la Nación, y hay mucha documentación que respalda que fuimos, somos y seremos pueblo de Malvinas", sintetizó.

Para Clara, "el Reino Unido sostiene que esto en una fantasía, un invento, lo dijeron con esas palabras, y al finalizar la sesión me acerqué a ellos para compartirle esta historia, una historia compartida con los isleños que no la aceptaron, que no la han querido tomar porque ellos no leen ficción".

"Hoy no me fue bien ante los dos peticionarios británicos kelpers", dijo, pero agregó que entregó en la sesión "los documentos originales de nuestros registros, donde hay actos de toma de posesión en Malvinas, con las palabras de los que allí habitaron".

Esa presencia de esos peticionarios británicos en el Comité de Descolonización hoy "dejan vacío el espacio del estado del Reino Unido, poniendo a los isleños", pero graficó que "allí están funcionarios del gobierno del Reino Unido que participan en las sombras, sentados ahí atrás de los isleños".

Clara manifestó que esas "son estrategias que vienen asumiendo" pero destacó "el contraste apabullante en el Comité" con la aprobación hoy del proyecto que impulsa la vuelta al diálogo en una mesa de negociación entre la Argentina y el Reino Unido, con una resolución que "nos respalda".

Y afirmó que "hay que reentablar las negociaciones bilaterales entre países, no con los isleños".

Así, consideró que el envío "de estos dos peticionarios llama la atención, por como tras tantos años de sostener su postura tiene resultados similares año tras año, cada vez más contundentes".

Y criticó que el Reino Unido "siga desoyendo al Comité y a la Asamblea", algo que calificó de "doble estándar", porque "para ellos es más fácil desoír las resoluciones regulaciones que para otros".

Por eso, "la jornada de hoy fue muy emocionante", por algo que vienen "sosteniendo con persistencia" y que contó "con un apoyo muy importante de distintos países, regiones y el mundo en defensa de posición argentina", concluyó. (Télam)