La portavoz de Presidencia, Gabriela Cerruti, aseguró hoy que los problemas más grandes de la economía son "producto de los cuatro años de gobierno macrista" y comparó las consecuencias de la gestión de Cambiemos en la Argentina con lo que produjo Jair Bolsonaro en Brasil al advertir que ese tipo de administraciones dejan "tierra arrasada", lo que produce que el Gobierno que asume después "tiene que empezar a reconstruir todo de nuevo".

"Lo dice Lula cuando llega a Brasil, que cuando se va (del poder) tiene menos pobreza, ya no hay hambre, y ahora está de nuevo remontando todo como desde el momento en que llegó al Gobierno por primera vez. En el medio, cuando pasa la derecha, sea Bolsonaro, sea Macri, queda arrasada", remarcó.

En declaraciones a Radio Perfil, la funcionaria hizo una descripción de la actualidad económica en la que destacó datos de la coyuntura como el crecimiento económico, de las exportaciones, la actividad industrial y el turismo y, en ese marco, abordó también unas observaciones recientes del Papa Francisco sobre la pobreza y la inflación.

"Hay crecimiento económico, récord de exportaciones como nunca se ha visto, crecimiento de la actividad industrial y estamos viendo una temporada récord", enumeró Cerruti, y en paralelo se refirió a las declaraciones sobre la situación económica en la Argentina que Francisco hizo a la agencia de noticias Asociated Press (AP).

Sobre este último punto, la portavoz sostuvo que "cuando el Papa dice que la política hizo que la economía estuviera como está, esto es producto de los cuatro años que todavía estamos remontando, de lo que sucedió en esos cuatro años de gobierno macrista".

En la entrevista con la agencia AP que se difundió este miércoles, el Papa se remontó al año en que terminó la escuela secundaria, 1955, para advertir que desde entonces la pobreza en la Argentina fue creciendo hasta llegar al "52 por ciento", según estimó, y al abordar la actualidad habló también de un "nivel de inflación impresionante".

"¿Qué pasó? ¿Qué pasó? Mala administración, malas políticas", se lamentó el Pontífice en su repaso histórico de las variables económicas.

Por otro lado, y al referirse a las perspectivas de corto plazo, Cerruti se basó en los indicadores de actividad económica, industrial y turística para señalar que la Argentina está llegando al "momento de empezar a cosechar, de alguna manera, lo que se sembró en medio de tempestades, de la pandemia, de la guerra y de todo lo que sabemos que ya pasó".

"Después de haber pasado momentos muy difíciles estamos llegando a ese momento de empezar a cosechar", insistió, y en el mismo sentido planteó que la Argentina "se puso en marcha, se despertó, para que estemos mejor", aunque en el Gobierno, de todas formas, son conscientes de que "falta un montón".

Consultada sobre la cuestión electoral, Cerruti indicó que "el Presidente o quienes sientan que pueden representar de la mejor manera este modelo y este proyecto tienen toda la convicción y el compromiso de hacerlo de la mejor manera posible para que el Gobierno que siga adelante tenga que ver con este mismo modelo".

Además, remarcó que "hay que salir a defender" la gestión del Frente de Todos porque el desafío, reiteró, "tiene que ver que este modelo económico no se termina en octubre sino que necesitamos más tiempo, por supuesto, para cosechar todo eso que se estuvo sembrando".

Por último, al describir la actualidad política, concluyó: "Alberto Fernández está conduciendo este país, la gestión de gobierno y la política, junto a su equipo de gobierno, con el ministro Sergio Massa y todos sus ministros y ministras". (Télam)