La portavoz Presidencial Gabriela Cerruti aseguró hoy que "la ocupación y preocupación" sobre la seguridad de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner "es permanente", afirmó que la investigación sobre el intento de asesinato que sufrió la exmandataria "debe profundizarse", y criticó a los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi al recordar que "fueron designados por un decreto del exmandatario Mauricio Macri.

"La preocupación y la ocupación del Gobierno sobre la seguridad de la Vicepresidenta es permanente, no nos olvidamos y recordamos todos los días que intentaron matar y asesinarla, lo cual es un hecho de gravedad institucional enorme", sostuvo la portavoz en su habitual conferencia de prensa brindada en Casa Rosada.

Así respondió al ser consultada sobre el evento de mañana donde la expresidenta participará en público en un acto organizado por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), en lo que será su primera aparición pública de la funcionaria desde que sufrió el atentado.

En este punto, Cerruti añadió que es deseo del Gobierno que "avance la investigación" tanto "sobre los autores materiales" del hecho como en lo referente a los "vínculos económicos que hicieron que eso fuera posible".

Integrantes de la Cámara Federal Porteña de justicia

Además, consideró que "la investigación" sobre los detenidos y liberados de la agrupación Revolución Federal "tiene que ser profunda" y recordó las palabras del presidente Alberto Fernández emitidas en su declaración de ayer.

Tras la liberación de los detenidos por la Cámara Federal porteña, Fernández señaló ayer en sus redes sociales que la decisión de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, "pareciera que lejos de querer esclarecer el hecho y llegar a sus máximos responsables"

"Están empecinados en tapar lo obvio: que una banda criminal con ramificaciones y financiamiento oscuro atentó contra la vida de la Vicepresidenta de la Nación", señaló Fernández en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Jonathan Ezequiel Morel, líder de Revolución Federal.

Cerruti completó hoy con que el fallo "lo llevaron adelante dos camaristas que ocupan en absoluta ilegalidad dos lugares en la Cámara Federal".

Así mismo recordó que "fueron puestos (en sus cargos) por (el expresidente Mauricio) Macri" y que de la misma manera se "impide en el Consejo de la Magistratura, que se nombre a los jueces que tienen que ser nombrados".

"Se le pidió al titular de la Corte Suprema (Horacio Rosatti) quien "además es presidente del Consejo, que en su doble rol, haga cumplir la ley", puntualizó Cerruti. (Télam)