La portavoz de Presidencia, Gabriela Cerruti, destacó hoy que la postura del Ejecutivo es que los planes sociales "los maneje el Ministerio de Desarrollo Social y el Gobierno" y agregó que desde hace un año el titular de esa cartera, Juan Zabaleta, está abocado en la apertura de un registro en el que se pretende canalizar "de otra manera" los planes del programa Potenciar Trabajo.

"Que los maneja el Ministerio de Desarrollo Social y el Gobierno", respondió Cerruti en conferencia de prensa cuando le consultaron la postura del Gobierno nacional sobre la gestión de los programas destinados a trabajadores desocupados.

Además, aclaró que "los 180 mil planes que salieron hoy en la tapa de algunos diarios son los que se anotaron a partir de apertura de un registro del ministro de Desarrollo Social" que se abrió "hace casi un año" para que los beneficiarios puedan "recibir de otra manera el Potenciar Trabajo".

"Alguno será a través de municipalidades, otros será de forma individual, otros de cooperativas", y que esto se habilitó en virtud de que "hubo denuncias" sobre irregularidades en la gestión de estos planes.

"Todo esto lo está trabajando y estudiando el ministro (Juan) Zabaleta)".

El diario Clarín publicó hoy que "el Gobierno les saca 180.000 planes sociales a los piqueteros y se los traspasa a los intendentes y los gobernadores".

En el mismo sentido, Cerruti explicó que "esa información no era correcta", y afirmó que "las políticas sociales más grandes son universales" y citó a la Asignación Universal por Hijo (AUH), al Plan Alimentar y al Plan Progresar.

"El ministro Zabaleta viene trabajando para que los que son cabeza en ese plan puedan pasar a trabajo formal. Esto implica acuerdos con empresas, sindicatos, con automotrices. Hay una cooperativa de mujeres en Flores, que producen aromatizantes y firmaron un acuerdo con Toyota para la compra de esos productos", destacó Cerruti.

Cerruti recordó que debido a la irrupción de la pandemia de coronavirus, las políticas sociales "tuvieron que profundizarse, al margen de reordenarse, profundizarse".

Para la portavoz, las consideraciones de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre la fiscalización de los programas sociales con el propósito de evitar "la tercerización" no implican "una postura antagónica" a las políticas que se aplican desde el Gobierno nacional.

"No hay posturas antagónicas sobre las políticas sociales. En su presidencia se desarrollaron políticas sociales. Jamás la vicepresidenta hablaría en contra de las organizaciones sociales. Lo que dijo es algo puntual que es su mirada sobre algo que ya está sucediendo: hay denuncias puntuales sobre los planes que son atendidas. Pero todos y todas reconocemos el trabajo de las organizaciones sociales, son fundamentales para la organización comunitaria y la economía popular. Pasar de una o dos generaciones de desempleo y pobreza a la formalidad laboral no pasa del día a la noche. Todos trabajamos y pensamos lo mismo", fundamentó la portavoz.

También evaluó que "pasar de una o dos generaciones de desempleo al trabajo formal no es algo que se haga de un día para el otro".

Es algo que lleva tiempo. Se necesita una reinserción cultural en el mundo del trabajo y no se puede hacer de la noche a la mañana. Así no pude surgir un trabajo de ocho horas. Todo ese proceso está siendo desarrollado y acompañado desde el Estado", subrayó. (Télam)