La Asociación de Abogados y abogadas del Noroeste argentino en derechos humanos y estudios sociales (Andhes) celebró hoy el procesamiento de cuatro empresarios de la firma José Minetti del ingenio La Fronterita en Tucumán, por su participación en delitos de lesa humanidad cometidos entre 1975 y 1978.

El abogado Rodrigo Scrocchi, integrante del equipo de la Fundación Andhes, querellantes en la causa, dijo hoy a Télam que "estamos contentos, felices, pero sabiendo que nos espera de aquí en adelante un gran desafío para que las dilaciones judiciales que se planteen no impidan llegar al juicio oral que es la gran expectativa que tenemos".

"Esta es una causa muy sensible, que tuvo muchas idas y vueltas complejas, donde muchas veces tuvimos frustraciones. pero hoy gracias a la lucha y el apoyo del movimiento de derechos humanos y del Ministerio Público Fiscal pudimos dar vuelta todas las trabas puestas", añadió.

Ahora, "el gran desafío es que esto llegue en lo inmediato al juicio oral", por lo cual esto fue un "gran avance", sintetizó.

Ayer la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán procesó a parte de la empresa, que explotaba el ingenio La Fronterita, ubicado en el Municipio de Famaillá, al sur de la provincia.

En la causa interviene la Oficina local de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, a cargo del fiscal federal Pablo Camuña.

Los procesados son Jorge Alberto Figueroa Minetti, administrador del ingenio y presidente del directorio; y Eduardo Butori, Alfredo José Martínez Minetti y Fernando Cornú De Olmos, miembros del directorio de la firma Minetti.

La Cámara Federal tucumana receptó de esta manera la acusación fiscal presentada en abril de 2018 y procesó a los acusados como partícipes necesarios de los delitos de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad con apremios y vejaciones, torturas, torturas seguidas de muerte, abuso sexual, violación sexual y homicidio cometidos en contra de las 68 víctimas identificadas a lo largo de la investigación.

En tanto, desde Andhes indicaron que "la causa contó con el apoyo nacional e internacional del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y el Centro Europeo por los Derechos Constitucionales y Humanos quienes se presentaron como Amicus Curiae frente a la Cámara de Casación".

En un comunicado se destacó que ambos organismos ofrecieron "importantes elementos jurídicos que contribuyeron a demostrar la irrazonabilidad de las decisiones tomadas previamente por el juzgado de primera instancia y posteriormente ratificadas por la Cámara.de Apelaciones".

Además, se agregó que ayer "con otra integración, la Cámara Federal de Apelaciones hizo lugar a los planteos de la acusación y resolvió el procesamiento de los cuatro empresarios acusados".

"La querella de Andhes se presentó en el año 2018, en representación de la familia de Fidel Jacobo Ortíz, trabajador del Ingenio Fronterita y Secretario General del Sindicato, quien fue secuestrado de una Colonia perteneciente al Ingenio y se encuentra actualmente desaparecido", recordaron.

Y añadieron que "el caso de Fidel Jacobo Ortíz y del Ingenio Fronterita, demuestran la complicidad existente entre parte del empresariado argentino y quienes comandaban el aparato represivo ilegal durante el terrorismo de estado, y constituye un valioso avance en la consolidación del proceso de Verdad, Memoria y Justicia en nuestro país". (Télam)