El gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, y la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, suscribieron hoy un convenio mediante el cual la provincia se adhirió al plan nacional AccionAR, que a través de un abordaje multidisciplinario, apunta a trabajar con las distintas instancias de gobiernos provinciales a fin de erradicar el hambre y la malnutrición en el país.

El gobernador destacó durante el acto que "el trabajo conjunto y planificado con la Nación sigue siendo fundamental para elaborar proyectos y ejecutar las obras que Catamarca necesita con el objetivo ampliar sus oportunidades de crecimiento y desarrollo en cada punto de la provincia".

Por su parte, Tolosa Paz dijo que el plan AccionAR busca "igualdad ante la desigualdad", y subrayó que "en esta etapa es muy importante trabajar codo a codo con gobernadores e intendentes, fijando prioridades y dando respuestas concretas".

Catamarca es la segunda provincia en adherir al plan nacional AccionAR, luego de San Juan, y está previsto que próximamente lo hagan Tucumán y Santiago del Estero, según se informó oficialmente.

El plan AccionAR se enmarca en el programa Argentina contra el Hambre y está enfocado a atender más de 100 mil niños con baja talla y problemas de crecimiento en municipios o departamentos, mediante un abordaje integral y conjunto entre Nación, provincias y municipios, para avanzar en soluciones concretas en materia de alimentación, salud, infraestructura y acceso a servicios básicos como agua segura.

Los trabajos se efectuarán inicialmente en municipios o departamentos ya identificados por los datos que surgen del Mapa AccionAR, el cual contiene distintos indicadores geográficos que fueron aportados por los ministerios que participan de la Mesa Interministerial de Abordaje Territorial en el marco del Plan Argentina contra el Hambre.

El mapa permite un análisis integral de indicadores nutricionales en la población infantil vulnerable en más de 6.500 centros de salud del país, en conjunto con la distribución de barrios populares, registro de necesidades insatisfechas y de carencias múltiples, comedores comunitarios y huertas escolares, entre otras fuentes de información.

(Télam)