El primer juicio oral y público contra el falso abogado Marcelo Sebastián D'Alessio por un intento de extorsión a un agente aduanero comenzará el próximo 8 de marzo, según lo estableció el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 que encabezará el debate.

Se trata de la causa en la que se investigan las maniobras desplegadas contra el empresario Gabriel Traficante por la que también serán juzgados el suspendido fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone y los exespías Claudio Oscar Álvarez y Rolando Hugo Barreiro.

"Fíjase audiencia a efectos de dar comienzo al debate oral y público de estas actuaciones para el día lunes 8 de marzo del año 2021 a las nueve treinta horas (9:30 h)", dispuso el presidente del TOF 2, Jorge Gorini, en la resolución emitida este viernes a la que tuvo acceso Télam.

El debate será realizado de forma semipresencial a través de la plataforma Zoom a raíz de la normativa que rige la emergencia sanitaria vigente: el tribunal se constituirá en pleno en Comodoro Py, al igual que las personas convocadas a prestar declaración testimonial, mientras que los demás participantes del debate lo harán a través del sistema de videoconferencia.

El tribunal -integrado por los jueces Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y el subrogante Enrique Méndez Signori- tiene previsto escuchar a unos 30 testigos a lo largo de todo el juicio, según informaron a esta agencia fuentes judiciales.

Esta causa fue instruida por el juez federal Luis Rodríguez que, cuando la elevó a juicio, sostuvo que a los cuatro acusados se los juzga por "la extorsión bajo intimidación sobre Gabriel Traficante desde el periodo comprendido entre el 2/11/2016 hasta el 9/12/2016 aproximadamente, con el objeto de obligarlo a que le entregue distintas sumas de dinero".

Según surge de la investigación judicial, D'Alessio buscó intimidar a Traficante y sacarle dinero bajo la idea de que podía frenar su aparición en una investigación que supuestamente lo involucraba (la causa conocida como "La mafia de los contenedores") y evitarle además que su nombre apareciera en las páginas del diario Clarín, donde finalmente salió publicado.

Por esas menciones, en este expediente también fue indagado hace más de un año el periodista Daniel Santoro a quien el juez Rodríguez aún no le resolvió la situación procesal.

En esta causa, D´Alessio fue procesado con prisión preventiva por "infringir temor suficiente sobre Gabriel Traficante" para pedirle un pago ilegal de 90.000 dólares a cambio de influir para beneficiarlo en una causa judicial.

Traficante denunció los hechos en 2016 y la causa se reactivó a raíz de la investigación abierta en el juzgado federal de Dolores, a cargo de Alejo Ramos Padilla, y que investiga varias maniobras similares atribuidas a la asociación ilícita que para este juez formó D'Alessio junto a otros acusados.

El suspendido fiscal Bidone fue procesado por Rodríguez a raíz de haberle proporcionado a D'Alessio un listado de llamados entrantes y salientes de Traficante a las que accedió por las facultades que tenía como integrante del Ministerio Público y quedó acusado como partícipe necesario de tentativa de extorsión, abuso de autoridad e incumplimiento de la ley de inteligencia.

Surge del expediente que Bidone "requirió a la empresa AMX Argentina SA (Claro) bajo un número de Investigación Penal Preparatoria el listado de comunicaciones entrantes y salientes de Traficante" y "que el resultado fue entregado a D´Alessio, con conocimiento de la maniobra ilícita en la que contribuiría e incumpliendo con los deberes propios del cargo".

El exespía Álvarez fue denunciado por las autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y quedó acusado de fraguar un informe que usó Bidone para pedir los llamados del teléfono de Traficante.

Al exagente de inteligencia Barrieiro, los investigadores lo ubicaron como un imputado que participó "de manera activa en la extorsión misma y no como los antes nombrados que no habrían tenido contacto directo con Gabriel Traficante y sus allegados". (Télam)