La Cámara Federal de Casación Penal rechazó hoy apartar al juez Martín Irurzun de la causa que investiga supuestas presiones al grupo Indalo durante el macrismo, al desestimar por "inadmisible" un planteo de la querella del empresario Fabián De Sousa.

Los abogados del empresario y dueño de Indalo, Carlos Beraldi y Ary Llernovoy recurrieron al máximo tribunal penal federal del país tras un rechazo por parte de la sala I de la Cámara Federal porteña, según la resolución a la que tuvo acceso Télam.

Irurzun integra la Cámara Federal de Apelaciones que revisa las decisiones que toma en el caso la jueza federal María Servini y fue recusado por De Sousa en base a sus vínculos con uno de los acusados, Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, quien fue citado a declaración indagatoria pero se fue a Uruguay, país al que se pidió su extradición.

La querella pidió apartar a Irurzun del caso a raíz de "comunicaciones" con Rodríguez Simón y el vínculo entre ambos lo cual demostraría un "supuesto interés" en el resultado de la causa.

Los camaristas Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Juan Carlos Gemignani desestimaron el recurso por "inadmisible" con lo cual Irurzun quedó confirmado en el caso.

En la causa está imputado además el expresidente Mauricio Macri, entre otros. (Télam)