La ex diputada nacional y líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió cuestionó hoy la decisión de la Justicia de reducir en diez meses la pena del ex vicepresidente Amado Boudou en el caso Ciccone y consideró que "es un absurdo". "Él es un cantante que fue a hacer cursos de filosofía como forma de reeducación, es un absurdo", subrayó Carrió. En declaraciones al programa "Pan y circo", que conduce Jonatan Viale por Radio Rivadavia, la ex legisladora nacional señaló: "No importan los meses menos, es lo simbólico, porque es alguien que se quería quedar con la Casa de la Moneda". "Un vicepresidente no hace la compra de la Casa de la Moneda solo, ahí intervinieron primero (Néstor) Kirchner y después ella (Cristina Kirchner), el primer negocio que hacen juntos", remarcó. Para Carrió, "lo terrible desde lo simbólico es que se puede robar la Casa de la Moneda y no hay condena, no hay castigo". "Y, al mismo tiempo, el silencio profundo de todas las organizaciones de derechos humanos que lo sostienen, como Madres (de Plaza de Mayo). Acá se cayó el discurso de los derechos humanos", aseguró la líder de la CC. MG/OM NA