La líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, aseguró hoy que Afganistán está "en manos del narco terrorismo" y pidió a los argentinos que oren por el pueblo afgano.

"Pido una Oración para el Pueblo Afgano, en manos del narco terrorismo", planteó la referente opositora en su cuenta de Twitter. La ex diputada nacional suele analizar en sus entrevistas distintos aspectos de la política internacional y el impacto en la Argentina de las disputas entre las potencias.

Sin embargo, tras la toma del poder por parte de los talibanes, el pasado domingo en Kabul, la chaqueña no se había referido a la situación en Afganistán.

El Gobierno firmó el pasado miércoles una declaración junto a otros 20 países para remarcar la preocupación "por las mujeres y niñas afganas, su derecho a la educación, al trabajo y a su libertad de circulación" tras el regreso al poder de los talibanes.

Según informó la Cancillería, la declaración conjunta fue firmada por Argentina, Albania, Australia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Unión Europea, Honduras, Guatemala, Macedonia del Norte, Nueva Zelanda, Noruega, Paraguay, Senegal, Suiza, el Reino Unido y Estados Unidos.

En el documento, los países firmantes dijeron estar "profundamente preocupados por las mujeres y niñas afganas, su derecho a la educación, al trabajo y a su libertad de circulación" e hicieron "un llamado a todos los que estén en posición de autoridad a lo largo de Afganistán para garantizar su protección".

"Las mujeres y niñas afganas, como todo el pueblo afgano, merecen vivir sin peligro, seguras y con dignidad", expresó el documento difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores que encabeza Felipe Solá. Al respecto, indicaron que "cualquier forma de discriminación y abuso debe ser prevenida" y agregaron: "Nosotros, como parte de la comunidad estamos preparados para proveer ayuda humanitaria y apoyo, para asegurar que sus voces sean escuchadas".

"Vamos a monitorear de cerca que cualquier gobierno futuro garantice los derechos y las libertades que se han convertido en una parte integral de la vida de mujeres y niñas en Afganistán en los últimos 20 años", finalizó el documento.

La situación de las mujeres afganas quedó en el centro de la escena tras la toma del poder por parte del movimiento de extremistas islámicos, que ejerce una fuerte opresión sobre ellas con prohibiciones para trabajar y circular libremente, entre otras.

Los talibanes tomaron nuevamente el poder en Afganistán, en coincidencia con la retirada progresiva de las tropas estadounidenses que estaban en el país desde hace 20 años.

La ocupación por la fuerza de Kabul por parte de los talibanes generó que miles de afganos intentaran huir del país en el marco de una desesperación que generó al menos siete muertos y a la que le siguió la represión de una protesta contra el nuevo régimen. PT/KDV NA