La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, consideró hoy que la provincia "no puede volver a un esquema de cierre total", pero no descartó establecer restricciones horarias nocturnas para reducir la circulación, si aumentara el número de contagios de coronavirus.

En declaraciones a la prensa, Carreras explicó que en base a la actual "situación epidemiológica" todavía "no es necesario" restringir la circulación, pero admitió que sí "se evalúa para más adelante".

En tanto, la mandataria destacó el avance del plan de vacunación en la provincia y valoró la responsabilidad individual y colectiva de la población, por tratarse de "dos vectores claves para defender la actividad económica", dijo.

Hasta el momento ya se aplicaron en la provincia 72.080 dosis, lo que significa el 86% de las vacunas recibidas.

Además, los mayores de 60 años recibieron unas 34.000 aplicaciones, indicaron fuentes del Gobierno rionegrino

"Es importante que las vacunas se sigan distribuyendo de forma equitativa”, subrayó.

Asimismo remarcó la necesidad de "defender la actividad económica" porque -argumentó- "no podemos volver a un esquema de cierre total".

"Debe haber control sobre el transporte que llega de países limítrofes y también de las personas que vuelven desde el exterior por distintas razones", explicó la mandataria rionegrina, quien aseguró que se seguirá la línea fijada por la Nación. (Télam)