(Por Juan Martín Porto).- El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, anticipó que el Gobierno nacional trabaja en la elaboración de "una nueva Ley Antártica" que articule las políticas de investigación científica en ese continente que lleva adelante ese organismo de la Cancillería.

"Es importante que la Argentina se ponga a la vanguardia en los temas antárticos y esto implica dar una serie de pasos que esperamos ir concretando desde la Cancillería en coordinación con el Ministerio de Defensa, que tiene en sus manos la mayor parte de la logística antártica", señaló Carmona en una entrevista con Télam.

A pocos días de celebrarse un nuevo aniversario de la creación del Instituto Antártico Argentino (IAA), un organismo gubernamental que centraliza la planificación, coordinación y control de las actividades científicas que la República Argentina lleva a cabo en ese continente, el funcionario planteó la necesidad de tener "una visión estratégica de mediano y largo plazo", en relación a esa temática.

En ese sentido, aseguró que el Gobierno nacional impulsa la elaboración de "una nueva ley antártica, que tiene que ver con articular las políticas de investigación científica antártica que lleva adelante nuestra Secretaría, a través del Instituto Antártico Argentino y la Dirección Nacional del Antártico y el conjunto de instituciones" relacionadas al tema.

Esa coordinación en el área de investigación científica antártica -detalló el funcionario- también involucra al Ministerio de Ciencia y Tecnología y a organismos dependientes del Ministerio de Defensa, como la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), el Instituto Geográfico Nacional y el Servicio Meteorológico Nacional, entre otros.

"Tenemos un Ley Antártica muy vieja (data de 1969) y creemos que hay que modernizarla", sostuvo el secretario de Malvinas y agregó que, para ello, el Ejecutivo se propuso "ir generando una renovación normativa que ubique a la Argentina en una posición de vanguardia".

Por otra parte, Carmona destacó la importancia de haber "jerarquizado la cooperación con Chile" en temas antárticos, transformando el Comité Mixto en una Comisión Binacional, una decisión acordada entre ambos países durante la visita oficial que el mes pasado realizó a la Argentina el presidente trasandino, Gabriel Boric.

Al respecto, apuntó que Argentina y Chile se encuentran "trabajando en una cooperación antártica muy importante, que, entre otras cosas, tiene en vista que nuestro país pueda ofrecer sus servicios logísticos desde la ciudad de Ushuaia (Tierra del fuego)".

En otro orden, Carmona destacó como "estratégica" la creación de una subsede del organismo que preside en la provincia de Tierra del Fuego, que definió como el "portal de acceso a la Antártida" y por su proximidad a las Islas Malvinas.

A principios de abril y en el marco del 40 aniversario de la guerra del Atlántico Sur de 1982, Carmona y el gobernador de esa provincia, Gustavo Melella, firmaron una Carta de Intención para la conformación de la subsede de esa Secretaría en la ciudad de Ushuaia, que ya entró en funcionamiento.

Carmona definió como "vital para la política exterior soberana" del país la "presencia" de la Secretaría en el "escenario natural e institucional de la Cuestión Malvinas y las temáticas antárticas y oceánicas".

En ese sentido, fundamentó la creación en Ushuaia de la subsede del organismo que preside por ser "la capital de la provincia que incluye a las Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur" y, en esa condición, ser "el portal de acceso a la Antártida, y tener "un lugar privilegiado en el escenario del Atlántico Sur".

En ocasión de la firma de la Carta de Intención, Carmona y Melella expresaron su interés en que la Secretaría de Malvinas sume a su sede nacional en la Capital Federal una "presencia efectiva y operativa en la capital de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur por ser áreas territoriales y por involucrar temáticas de influencia en su quehacer diario".

"Es importante para nosotros dar cuenta de un paso que consideramos estratégico y fundamental que es la presencia de la Secretaría Malvinas con una subsede en la ciudad de Ushuaia", remarcó Carmona a Télam.

Al respecto, sostuvo que se está trabajando con un régimen de presencias periódicas de funcionarios de la Secretaría en la subsede del organismo en la capital fueguina, ubicada en un lugar dispuesto por Gobierno provincial especialmente para para ese uso.

Con el mismo objetivo también cedió un lugar físico el Centro Austral de Investigaciones Científicas (Cadic), el centro regional dependiente del Conicet, enfocado en la investigación multidisciplinaria en la zona austral de Argentina.

"Es un paso muy importante la creación de esta subsede, por un lado, porque nos va a permitir que tengamos las percepciones fueguinas patagónicas respecto de la Cuestión Malvinas y, por el otro, porque Tierra del Fuego es un gran observatorio oceánico", remarcó Carmona.

Por último, el funcionario valoró como "muy valioso" el trabajo conjunto que realiza la Secretaría a su cargo con el Gobierno provincial y otras instituciones fueguinas, que permite "poder contar con insumos para la toma de decisiones desde la Cancillería". (Télam)