El 81% de los 9.419 bonaerenses que regresaron del exterior cumplió con el aislamiento obligatorio de cuatro días en hoteles y tres en sus domicilios, dispuesto desde el 1° de julio por el Gobierno de la provincia de Buenos Aires para evitar la propagación de la variante Delta de coronavirus en el país.

Así lo informó hoy el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, durante una conferencia de prensa que brindó en la Casa de Gobierno, en La Plata, junto a la Subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización del Ministerio de Salud bonaerense, Leticia Ceriani.

El funcionario precisó que un total de 30.206 bonaerenses salieron al exterior desde el primer día de julio, de los cuales regresaron 9.419, e indicó que "la gran mayoría, un 81%, cumplió con la normativa y se aisló en hoteles primero y en sus domicilios después".

"Sólo el 7% incumplió la normativa. En esos casos, hicimos lo que marca la ley: una denuncia penal por violación de la normativa nacional y la aplicación de la multa de 4,3 millones de pesos", graficó Bianco.

Carlos Bianco

Sostuvo, en tanto, que el Gobierno, Migraciones y las autoridades sanitarias se encuentran verificando al restante 4% de manera presencial y a un 8% de esos viajeros se los está contactando telefónicamente.

En ese sentido, Ceriani expuso que desde el Poder Ejecutivo "se hace todo lo posible para retrasar la circulación comunitaria de la variante delta".

Subrayó que hasta el momento se registraron en el territorio un total de 63 casos de variante delta: 59 contagiados en el exterior, dos convivientes con esos viajeros y dos sin nexo epidemiológico (posible circulación comunitaria).

"Más que preocuparnos, nos ocupa el tema. Somos la única jurisdicción que obliga a realizar aislamiento en hoteles y eso dio buenos resultados", dijo.

En tanto, analizó que desde el gobierno provincial se logró "retrasar lo máximo posible la circulación comunitaria", apuntó que "terminar agosto con estos resultados es un muy bien dato porque ya pasamos los meses más fríos del año" pero advirtió: "No vamos a festejar antes de tiempo, pero se está haciendo todo lo posible para tener buenos resultados".

Desde el 1 de julio rige en la provincia de Buenos Aires la obligatoriedad de que las personas que regresan del exterior deben realizar un aislamiento obligatorio en de 4 días en hotel, con costo a cargo del viajero, y 3 días restantes en domicilios particulares.

Leticia Ceriani

Esa medida fue adoptada por la Decisión Administrativa 268/21 de la Jefatura de Gabinete de Nación y mediante la Resolución Conjunta 192/21 de la Jefatura de Gabinete de Ministros y del Ministerio de Salud bonaerense, con el propósito de retrasar el ingreso de la variante Delta de coronavirus al país.

Para ello, la provincia habilitó 136 hoteles con 11.091 plazas en 47 municipios.

Las personas que arriben al país desde el exterior que no cumplan el aislamiento serán pasibles de las sanciones previstas en el Decreto Ley N° 8841/77, conforme el procedimiento establecido en los Decretos N° 3707/98 y N° 1/21, lo que implica multas de hasta $4.300.000.

Funcionarios de Migraciones y del Poder Ejecutivo bonaerense fiscalizan el cumplimiento del aislamiento y, en caso de detectar violaciones a la norma, labran un acta y se realizan dos denuncias: una penal por atentado contra la salud pública; y otra ante un Juzgado de Paz por infracción a la normativa provincial.