El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, dijo hoy que la inauguración del acueducto de El Impenetrable, que beneficiará a más de 20.000 familias en el noroeste provincial, constituye “una verdadera reparación histórica” para los chaqueños, cuyos “sueños y esperanzas de una vida mejor comenzamos a transformar en realidad”.

Capitanich señaló que la obra “se financió con un programa que se llamó Norte Grande”, que “Néstor Kirchner como presidente y Alberto Fernández como Jefe de Gabinete de Ministros implementaron para poner equidad y una reparación histórica en el norte argentino”.

Al hablar en la inauguración del acueducto, en la localidad de Misión Nueva Pompeya, ubicada a unos 500 kilómetros al noreste de Resistencia, y que encabezó el presidente Alberto Fernández, el gobernador destacó que “nuestras provincias no pagaron nunca un centavo por los préstamos contraídos ni tampoco como contrapartida financiera, sino que recibimos estas obras que dignifican a miles y miles de familias”.

Recordó que los trabajos “se habían ejecutado en más de un 40% hasta el 2015, pero quedaron paralizados en el gobierno anterior y ahora lo completamos nosotros, y tiene un valor inconmensurable para el desarrollo de nuestros pueblos y comunidades”.

Capitanich precisó que el acueducto de El Impenetrable toma agua del río Bermejo y, concluidas las dos etapas previstas, abastecerá con agua potable a Wichí, El Pintado, El Sauzal, Nueva Pompeya y Fuerte Esperanza, incluyendo a 63 comunidades rurales que accederán a una cobertura universal de carácter regular, continua y de buena calidad.

“Tenemos el segundo acueducto en marcha, y si logramos cumplir con nuestra meta de llegar a el sudoeste chaqueño, con 512 kilómetros acueducto, esto permitirá abastecer definitivamente a más de 500.000 habitantes”, dijo, y anticipó que “para el año 2022 y 2023, con las nuevas inversiones” se incrementará a 1.000 kilómetros la red troncal de acueductos en la región.

Capitanich detalló que, en ese marco, hay además “39 proyectos complementarios para desarrollar redes de agua potable y cloacas”, lo cual posibilitará a la provincia “llegar a la universalización de la provisión de agua potable, hacer una gran cobertura en materia de redes cloacales y generar definitivamente un derecho que es esencial para nuestras familias”.

“Le decía en el viaje a nuestro presidente que si tiene que venir a inaugurar obras en el transcurso del año, tendría que venir por lo menos dos veces por mes”, se ufanó el gobernador, porque “tenemos muchas obras, viviendas en terminación, redes de alta, media y baja tensión, escuelas en proceso de inauguración y 30 edifico escolares en terminación, rutas, pavimento urbano, agua potable, cloacas”.

“Tenemos inversión pública para potenciar la inversión privada, tenemos inversión privada para reactivar la economía, para poner a la Argentina y al Chaco de pie, para poner al Norte Grande de pie, para reparar las injusticias históricas, las asimetrías de tantos años, con accioned, obras, porque obras de esta naturaleza implican poner a nuestra tierra de El Impenetrable de pie y con dignidad”, enfatizó el gobernador chaqueño. (Télam)