El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, se refirió hoy al contexto nacional y la reestructuración del gabinete y consideró que "hay que ser extremadamente mesurados" y entender que "la situación amerita la articulación de consensos y acuerdos", tras lo cual manifestó que "vamos a hacer el esfuerzo entre todos" para "garantizar el cumplimiento de estas metas".

"Sabemos muy bien que en los últimos 21 días con inestabilidad cambiaria hay un problema en el comportamiento de precios, hay remarcaciones indiscriminadas, hay un problema serio de parálisis de ciertas obras porque la gente no sabe a qué atenerse", dijo a la prensa chaqueña el gobernador tras la inauguración de obras de infraestructura deportiva en Colonia Aborigen.

En esa línea, recordó que en la reunión de gobernadores del miércoles le plantearon al presidente Alberto Fernández la necesidad de tener una política que "unifique áreas y que resuelva el problema de inestabilidad cambiaria".

"No son fáciles los problemas a resolver", advirtió el gobernador y mencionó en ese sentido que "hay que resolver el déficit fiscal y los problemas crónicos de la macroeconomía que no se han podido resolver en muchos años".

Capitanich expresó, asimismo, que "hay que ser extremadamente mesurados, entender que la situación amerita la articulación de consensos y acuerdos" y "que vamos a hacer el máximo esfuerzo entre todos para garantizar el cumplimiento de estas metas".

El gobernador se refirió de ese modo a la reconfiguración del Gabinete Nacional que incluyó el nombramiento del presidente de la Cámara de Diputados y jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, al frente del Palacio de Hacienda y la concentración en esa dependencia de los ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura. (Télam)